En medio de la ola de descontento por las fallas en el servicio eléctrico en plena cuarentena, la empresa prestataria en La Plata, EDELAP, vuelve a despertar el malestar de usuarios con nuevas modificaciones en su dinámica de facturación. En los últimos meses, fueron varios los residentes que comenzaron a percibir adelantamientos en las fechas de vencimientos, maniobra que presiona a pagar con mayor antelación las boletas.

Según pudo saber Contexto, son varios los casos de vecinos de La Plata que, desde marzo a esta parte –es decir, desde el inicio de la cuarentena–, han experimentado al menos una modificación en las fechas habituales de vencimiento de las facturas de luz. Plazos que, de un mes al siguiente, se acotan a 25 días de diferencia, lo que complica a quienes no logran cubrir el pago a tiempo.

«Hoy a la mañana me llegó la notificación de que ya tenía la factura electrónica disponible. Siempre estuve al día y nunca tuve ningún problema. Y me llegó esta nueva factura, lo cual me sorprendió, porque la última factura la pagué el 6 de julio. Ingresé a la oficina virtual y vi que tenía otra factura más con vencimiento el 30 de julio. La que yo pagué el 6 es por el mes vencido de junio, y ahora me quieren cobrar julio directamente el 30 del mismo mes», fueron las palabras de Lucio, vecino de Los Hornos que notó esta dinámica en el cobro, en diálogo con Contexto.

«Por lo general, los vencimientos los tenía entre el 6 y el 10 del siguiente mes al facturado. Ahora debo pagar el 30 del mismo mes facturado. Esto lo pude corroborar con compañeros de trabajo a quienes les pasó lo mismo. Uno se encontró con la misma situación en marzo», dijo Lucio, quien decidió comunicarse con la empresa para saber por qué se decidió cambiar la fecha hacia plazos tan acotados.

«No me atendieron con muchas ganas, la verdad, me despacharon bastante rápido. Me dijeron que con el tema de la cuarentena estaban ‘haciendo revisiones’ y, que en todo caso, pague como lo hago habitualmente pero con el recargo del monto por el segundo vencimiento, que son 10 pesos», agregó el residente de Los Hornos.

«Esto es complicado, porque, por ejemplo, para el 30 del mes yo todavía no cobré y, en segundo lugar, estamos hablando de facturas estimadas. Es decir, me resulta muy raro que cambien la facturación cuando ni siquiera están cobrando el consumo real», remarcó.

Esta irregularidad en los cobros se da en el marco de fuertes discusiones alrededor del servicio de energía eléctrica tanto en la región de La Plata y alrededores como en el resto del Gran Buenos Aires. Tal es así que la prestataria del sur del conurbano, EDESUR, podría perder la concesión del servicio debido a un reclamo de la Defensoría del Pueblo de la provincia ante el ENRE.

Por otra parte, vale remarcar que la situación desatada alrededor de EDELAP motivó una presentación parlamentaria de la mano del bloque del Frente de Todos. Fue la diputada bonaerense Florencia Saintout quien ayer formalizó un proyecto de declaración de repudio y preocupación por los cotidianos cortes de energía que afectaron a diversos barrios de la ciudad de La Plata en las últimas semanas. La denuncia de la diputada se suma al repudio generalizado de la provincia de Buenos Aires a los proveedores de la región. En esta sintonía ya se expresaron mandatarios como Martín Insaurralde, Mayra Mendoza, Andrés Watson, entre otros intendentes del conurbano.