Mientras inicia una nueva etapa de cuarentena en lucha contra el avance del covid-19 en Argentina, el gobierno continúa apostando al sector universitario. Como parte del Programa Nacional de Inversión en Infraestructura Universitaria, la gestión de Alberto Fernández dirigirá unos 140 millones de pesos al polo científico de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), obra que apunta a dejar listo uno de los complejos de «investigación científica, tecnológica, de innovación y transferencia más grandes del país».

Se trata del espacio de investigación y estudio ubicado en el que fue el predio de la Autoridad de Agua (ADA), lugar que ya había sido dispuesto para la instalación de un centro de investigación universitario y que, a partir de esta nueva medida, alcanzará un potencial aún mayor. El objetivo es convertir antiguos galpones en modernos laboratorios y centros de investigación, transferencia tecnológica, capacitación e incubación de emprendimientos.

Esta obra se presenta como uno de los primeros ejemplos del plan integral de inversión en infraestructura universitaria que presentó Fernández días atrás. «El futuro de las sociedades está en el conocimiento y en lo que seamos capaces de hacer para prepararnos para entrar a un mundo donde cada vez más la investigación, la ciencia y la tecnología se convierten en factores de poder. Que la Universidad pueda crecer y desarrollarse en las mejores condiciones tiene que ver con el desarrollo futuro», remarcó el jefe de Estado en su presentación del programa.

En tanto, el titular de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, Jaime Perczyk, destacó que «las obras [nuevas, de refacción y de ampliación] permitirán extender la cobertura y mejorar el sistema universitario nacional a lo largo y a lo ancho del país».

En el caso puntual de este nuevo proyecto para la casa de altos estudios de La Plata, la intervención arquitectónica se realizará sobre dos viejos galpones de la ex Obras Sanitarias, ubicados en el predio de diagonal 113 e/ 64 y 66, que pertenecían a la Autoridad del Agua (ADA) de la provincia de Buenos Aires. Esos terrenos fueron transferidos a la UNLP por la Ley 14.416 de la Legislatura bonaerense.

El secretario de Planeamiento, Obras y Servicios de la UNLP, Diego Delucchi, detalló que la obra de refuncionalización y ampliación de los edificios B y C -como han sido denominados- comprende una superficie total de 4.452 m2. «El proyecto aprobado prevé la incorporación de una serie de entrepisos, lo que permitirá multiplicar su capacidad sin alterar la caja arquitectónica original. Se trata de un aspecto de vital relevancia, ya que aprovecha la nobleza constructiva de la obra original, y a su vez respeta el carácter simbólico de infraestructura productiva», agregaron desde la Secretaría.

Vale remarcar que en el predio donde se focalizará esta obra ya funciona el Centro de Innovación y Transferencia Tecnológica de Informática. También está en marcha el Centro Interdisciplinario de Investigaciones Aplicadas al Agua y al Ambiente, y se encuentra en proceso de adjudicación la obra de recuperación, adecuación y ampliación para la sede de la FAU-tec, una infraestructura para investigación, docencia y transferencia relacionada con tecnologías de la construcción.