Tras la rescisión del convenio con la Agremiación Médica Platense (AMP) por no haber auditado las facturaciones de sus representados, el Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) ratificó que el conflicto «no afecta la normal prestación del servicio», y convocó a las y los médicos a que presenten su facturación por honorarios de modo directo, sin la intermediación de la AMP. Remarcaron que «es falso» que la obra social haya dejado sin cobertura al universo afiliatorio de La Plata (300.000 personas).

La comunicación oficial fue en respuesta a la AMP, desde donde salieron a instalar la idea de que los afiliados platenses a IOMA se quedarían sin cobertura tras la rescisión del convenio, decisión que respaldó su directorio. En los últimos días se registraron quejas porque los médicos enrolados en la AMP informaron a sus pacientes que los atenderían como particulares, lo que provocó ayer la protesta de un grupo de afiliados en la puerta de la sede de la obra social.

Ante esto, IOMA subrayó que «los médicos que se niegan a atender por IOMA eligen a una corporación por encima de sus pacientes, ya que este Instituto de ningún modo atenta contra su legítimo derecho a agremiarse, al tiempo que les garantiza el pago de sus prestaciones con las mismas condiciones que antes».

La obra social destacó en el comunicado que los médicos agremiados en la AMP pueden facturar sus honorarios de forma directa con IOMA, sin intermediación de la AMP, utilizando el mismo sistema de bonos, valores y categorías previos a la prescindencia del convenio. Añadieron que, desde ayer, los profesionales que hayan prestado servicios durante abril pueden acceder a un sitio web donde cargar su factura para recibir el pago de sus honorarios en los próximos días.

El jueves pasado, luego de conocerse la rescisión del convenio, el presidente de la AMP, Jorge Varallo, confirmó que atenderían a afiliados de IOMA como particulares, a la vez que calificó de «unilateral» la medida de la obra social.

El conflicto

La disputa se desató tras las denuncias que inició IOMA en el fuero penal de la provincia de Buenos Aires por irregularidades en la facturación presentada por doce profesionales pertenecientes a la AMP, luego de una auditoría en la que detectó posibles delitos de defraudación. Aseguraron que era obligación de la AMP haber realizado los controles sobre la facturación de sus profesionales, según establece el artículo 16 del convenio que regía la relación entre las partes.

IOMA contabilizó que las facturaciones truchas representan más de 8 millones de pesos «por servicios que no habían prestado, afectando también a los afiliados a quienes les usurparon sus datos y fraguaron sus firmas, cercenándoles su derecho a usar esos bonos». Agregaron que, de acuerdo con el convenio, «la AMP debió detectar esas maniobras a tiempo para evitarlas, pero no lo hizo entonces y sobran las razones para suponer que tampoco lo hizo antes, ni tenía previsto hacerlo en el futuro».

La AMP se desligó de esa obligación y replicó con movilizaciones y corte de servicios por 48 horas la semana pasada, a la vez que acusó a las autoridades de IOMA de buscar impedir la libre elección del médico y el lugar de atención, algo que el titular de la obra social, Homero Giles, y el ministro de Salud, Daniel Gollán, descartaron de plano durante la conferencia de prensa de la semana pasada, cuando comunicaron la rescisión del vínculo.

La AMP, que funciona como intermediaria del servicio y de la relación de los profesionales con IOMA, representa a cinco mil médicos en La Plata. Según precisó Giles, es la única entidad que se ha negado a llevar a cabo las auditorías correspondientes para detectar irregularidades en las facturaciones.

Por otro lado, la obra social estatal convocó a los médicos de La Plata a seguir atendiendo a sus pacientes. «No es responsabilidad de IOMA la decisión que tome cada profesional en cuanto a seguir atendiendo o no por la obra social, pero los convoca a no dejar sin atención médica a cientos de afiliados y afiliadas de la ciudad de La Plata. La obra social les garantiza el cobro de sus honorarios, sin intermediación, ingresando al sitio www.ioma.gba.gov.ar«.

La Defensoría del Pueblo convocó a una mesa de diálogo

El defensor del pueblo de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, convocó a las autoridades de IOMA y de la AMP a una mesa de diálogo para «buscar soluciones y evitar perjuicios para los usuarios y las usuarias de la obra social».

El encuentro será el próximo jueves a las 11 hs en la sede de la Defensoría, en el centro de La Plata. Apunta a acercar posiciones para evitar que el conflicto crezca aún más.