El presidente Alberto Fernández mantuvo este lunes una reunión virtual con legisladores de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos en la que cuestionó la actitud de la oposición en las últimas semanas en el marco de la cuarentena, aunque reivindicó el diálogo y pidió «recuperar la confianza». Además, acompañado por el jefe de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, y el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, el mandatario adelantó que tiene un plan económico pospandemia que enviará al Congreso. 

«Tenemos que ser cuidadosos con las palabras; porque necesitamos argentinos vivos. Entonces, que el debate político no nos lleve a decir que hay abusos contra la libertad individual», señaló Fernández en la reunión que se desarrolló el lunes desde las 18 por medios virtuales, y advirtió: «Tenemos que recuperar la confianza, pero no podemos dejar pasar de largo que hay sectores de la oposición que dicen que los tenemos encarcelados. Tienen mil formas de protestar, pero no hace falta exponer a nuestro pueblo, porque cada marcha hizo que suban los casos [de covid-19]». 

Por otro lado, también cuestionó el polémico comunicado que firmaron algunos de los principales dirigentes de Juntos por el Cambio en el que intentaron vincular a Cristina Fernández de Kirchner con el asesinato de Fabián Gutiérrez, ex secretario de la vicepresidenta y arrepentido en la denominada Causa de los Cuadernos. «No se puede confiar si alguien muere y en un momento se convierte en una víctima de mi vicepresidente. Es difícil construir confianza desde allí», sostuvo el presidente, y añadió que el diálogo debe ser «honesto y sin hipocresía».

La reunión, que había sido gestionada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, tuvo complicaciones en las horas previas porque desde el principal bloque opositor reclamaron ser atendidos con exclusividad por el presidente. En un intento de justificación, el titular de la Unión Cívica Radical se sinceró: «Un bloque que está en contra del sistema capitalista, como el Frente de Izquierda, mezclado con los otros bloques no es una reunión que pueda llegar a un acuerdo sensato para el país».

«Valoro mucho el apoyo a la cuestión de la deuda y tengo un plan para el día después [de la pandemia] que enviaremos al Congreso. Nunca intervine en el Parlamento y nunca intervine en la Justicia, así que a trabajar todos juntos pensando en la Argentina que el país necesita», continuó el presidente durante la reunión, según consignó la agencia Télam.

Entre los legisladores opositores que participaron estuvieron el jefe del interbloque, Mario Negri; el titular de los diputados del PRO, Cristian Ritondo; los senadores Humberto Schiavone, Laura Rodríguez Machado, Luis Naidenoff y Martín Lousteau; y los diputados Álvaro González y Alfredo Cornejo. Asimismo, estuvieron presentes los senadores oficialistas José Mayans, Claudia Ledesma Abdala, Anabel Fernández Sagasti, Maurice Closs, y el diputado José Luis Gioja.

Más tarde, el presidente encabezó otra reunión en los mismos términos con diputados y senadores de otros bloques con los que también dialogó sobre las medidas que está tomando el gobierno en el marco de la cuarentena y los planes para la reactivación económica en la pospandemia.