El Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) rescindió el convenio de prestación con la Agremiación Médica Platense (AMP) ante la negativa de esta última a acercar posiciones. Así lo anunció el titular de la obra social, Homero Giles, en una conferencia de prensa junto al ministro de Salud, Daniel Gollán, en el Salón Auditorio de la Sede Central de la obra social estatal. También reiteraron que no está en carpeta modificar la elección libre de médicos y médicas por parte de las y los afiliados, como tampoco cambiar el modelo de prestaciones (denominado por la AMP «pamización»).

IOMA inició semanas atrás denuncias en el fuero penal de la provincia de Buenos Aires por irregularidades en la facturación presentada por doce profesionales pertenecientes a la AMP, tras una auditoría en la que detectó posibles delitos de defraudación. Desde esta agremiación no aceptaron las denuncias y realizaron los días martes y miércoles cortes de servicio a los afiliados y afiliadas de La Plata, por presuntas deudas que las autoridades de IOMA negaron. Estas medidas fueron luego de la reunión del lunes, donde habían sido convocados para encauzar el conflicto hacia una solución.

Gollán y Giles fueron tajantes en cuanto a su determinación de establecer responsabilidades luego de las auditorías que demostraron facturaciones presentadas por profesionales de la AMP sin haber prestado los servicios por un valor de ocho millones de pesos, según precisaron. Esas auditorías recibieron el respaldo de todos los sindicatos estatales.

«En la auditoría encontramos irregularidades serias. Se hizo lo que cualquier funcionario debe hacer, obligados ante una irregularidad de este tamaño», afirmó Gollán, quien mostró las plantillas con firmas falsificadas. «Penalmente estos médicos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, pero IOMA tiene sobradas pruebas administrativas al respecto», reforzó.

El ministro de Salud bonaerense añadió que la razón de la medida fue que la AMP no cumplió con el convenio, al no haber realizado los controles de los pagos del contrato de prestación de los profesionales médicos de esta entidad. Destacó que las «facturaciones truchas» no fueron «aisladas» sino «sistemáticas». «Esto es una estafa al afiliado y a la obra social», subrayó. Giles, en tanto, sostuvo que en la provincia hay 36 entidades médicas y más de 40.000 prestadores a IOMA, y la AMP «es la única entidad que nunca presentó un informe de auditoría».

Gollán remarcó también que es «una mentira flagrante» la acusación de la AMP sobre una posible modificación de la libre elección de los médicos en medio de la pandemia. «Es una discusión bizarra, con esto se le agrega más angustia a la gente», cuestionó.

Por otro lado, negaron que esto sea un conflicto con los médicos en general. «Es una minoría, la gran mayoría de los médicos trabajan honestamente», afirmó Gollán. «Sabemos que el 99,9% de las médicas y médicos trabajan con mucho compromiso. Lo hacen muy bien. Nunca estuvimos en contra de estos profesionales como quiso hacer creer la AMP, para hacernos enfrentar», enfatizó Giles.

Cómo será la atención sin la AMP

Giles detalló que los nuevos mecanismos de atención sin la intermediación de la AMP no implicarán cambios para los afiliados ni para los profesionales. Las prestaciones médicas continuarán del mismo modo, solo que en lugar de facturar a la AMP se facturará directamente a IOMA. «Las condiciones son las mismas: valores, copago y sistema», aseguró.

El titular de la obra social llamó a que las médicas y los médicos de la AMP prosigan como prestadores pero de «manera particular», ya que «no son trabajadores en relación de dependencia».

También adelantó que habrá una actualización de valores de los honorarios médicos. «En estos días lo vamos a anunciar; ya veníamos trabajando en esto», concluyó Giles.