Este viernes, en el Salón Dorado de la Gobernación, el mandatario provincial Axel Kicillof y los ministros de Desarrollo Social de la nación, Daniel Arroyo, y de Desarrollo de la Comunidad de la provincia, Andrés Larroque, firmaron el convenio para la implementación de Potenciar Trabajo, una iniciativa presentada como «la política social pospandemia», pensada para la generación de empleo.

Con la presencia de intendentes del conurbano y de trabajadores de la economía popular, se firmaron los convenios para que alrededor de 163.000 personas pongan en marcha proyectos socioproductivos, sociolaborales o sociocomunitarios, o bien finalicen sus estudios, según detallaron oficialmente.

Kicillof destacó que, a pesar de la pandemia, «estamos reunidos porque estamos haciendo lo esencial y marca un cambio, un giro, en la política social con respecto a lo que se hizo en los últimos cuatro años».

«Estamos dando un importante paso para, a través de una batería de instrumentos, darle a cientos de miles de bonaerenses el acceso no solo a un derecho básico como la alimentación, sino el derecho a trabajar», consideró.

El gobernador destacó que «trabajar es un derecho» y «dar trabajo es la principal función que tiene un gobierno de nuestra perspectiva». En este marco, destacó que el actual contexto «ha generado más desigualdad, más exclusión», y este programa «es uno de los instrumentos para la pospandemia, pero que empezamos a construir hoy».

En la misma línea, llamó a «empezar a construir esa sociedad mejor, ese mundo pospandemia, durante la pandemia», edificando hoy «los cimientos para que sea mejor. Y para que sea mejor tiene que haber más trabajo». «Incluir, la mejor herramienta que tenemos para construir un mundo mejor, para darle más oportunidades a nuestro pueblo. Incluir a más bonaerenses es dar trabajo, y este plan es importantísimo porque se dedica a dar trabajo», concluyó el gobernador.

A su turno, Arroyo destacó que «hoy la política social está vinculada a la contención alimentaria». «La salida es el trabajo, por eso ponemos en marcha el plan Potenciar Trabajo», dijo. El ministro detalló que se trata de «generar unidades de gestión en cada municipio y organizaciones sociales». «Queremos generar 300.000 nuevos puestos de trabajo», explicó.

«Estamos frente al mandato histórico de sacar de la exclusión a miles o millones de compatriotas y poder generarles dignidad a través del empleo», dijo por su parte Larroque. «Lo tenemos que hacer en el marco de una pandemia que no nos permite realizar lo que quisimos desde el primer día de gobierno, que tiene que ver con un plan de reactivación económica», consideró.

En ese sentido, explicó que «hoy tenemos que poner por encima la vida, que en términos económicos y en materia laboral nos genera un montón de complicaciones por todos vistas, pero a pesar de todas las dificultades, el Estado tiene la vocación de intervenir».

«Hoy el Estado reasume su rol director en el plan de generación de empleo», resumió Larroque. «El Estado tiene que poner una mirada de justicia, de equidad, de reconocimiento de una infinidad de tareas que son socialmente necesarias para la vida de nuestra gente, de nuestro país, de nuestra provincia, y que quizá el mercado no pondera de manera efectiva», agregó.