Crece la preocupación por la desaparición de Facundo Castro el pasado 30 de abril, cuando se dirigía desde la ciudad bonaerense de Villarino hacia Bahía Blanca. Castro, de 22 años, fue interceptado por la policía mientras se dirigía a pie al distrito vecino, se le labró un acta por «violación de cuarentena» y siguió camino. El último contacto con su madre fue el 30 de abril, cuando le envió un mensaje telefónico diciendo: «No te das una idea de donde estoy».

En las últimas semanas fueron cada vez más medios locales y regionales los que comenzaron a hacerse eco del caso, quien partió «haciendo dedo» desde la localidad de Pedro Luro, donde vivía con su madre, para reencontrarse con su exnovia, con quien intentaba retomar el vínculo.

En el trayecto fue interceptado por efectivos policiales, quienes le labraron un acta por romper la cuarentena y luego lo dejaron seguir. Más adelante fue detectado una vez más por otro policía de civil. Luego de ese encuentro, justo en el límite de Villarino, el rastro de Castro se perdió de manera definitiva.

«Hemos reconstruido todo su recorrido hasta llegar a Teniente Origone. Previamente, en Hilario Ascasubi lo levanta una señora y lo lleva hasta la zona de Mayor Buratovich, ahí lo detiene la policía por romper la cuarentena. Ellos dicen que lo dejaron seguir. A pocos kilómetros de ahí, lo vuelve a levantar un policía de civil y lo lleva a Origone. Ahí, Facundo hace unos metros más y lo vuelve a parar la policía una vez más. Supuestamente, lo dejaron seguir. Pero no lo sabemos», dijo a Contexto Cristina Castro, madre de Facundo, quien desde hace dos meses persiste en la búsqueda de su hijo.

Organismos como H.I.J.O.S. en su regional de Bahía Blanca decidieron sumarse a la tarea y comenzaron a difundir el hecho en busca de cualquier señal o rastro del paradero del joven. Según informaron, hay un testigo que dice haberlo visto en la intersección de las rutas 3 y 22 el pasado 4 de junio, pero la familia de Castro todavía no pudo dar con la persona que proporcionó esos datos. En tanto, no hay ninguna información sobre qué habría ocurrido entre el 30 de abril y el 4 de junio.

«Según la reconstrucción con el equipo canino K9, hay rastros de la presencia de prendas de mi hijo en estos lugares. Todos pertenecientes al distrito Villarino. Nosotros estamos muy preocupados porque la gente no desaparece así como así en esta zona, todos nos conocemos con todos. Las últimas personas que lo vieron con vida fueron efectivos de la policía bonaerense», agregó Cristina Castro.

Facundo Castro mide 1,60 metro, es de contextura delgada, tiene el cabello corto y oscuro, tez trigueña y ojos marrones. Al momento de ausentarse vestía pantalón jogging negro, campera deportiva negra, zapatillas azules y mochila marca Wilson de color azul con letras blancas. Para aportar cualquier información sobre su paradero, puede llamarse al 911 o a la Policía de Pedro Luro: (02928) 42 0120.