Comienza hoy la mentada etapa de cuarentena estricta anunciada por el gobierno el último fin de semana, que tendrá su foco de atención puesto en EL Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). En las horas previas al inicio de la fase que se extenderá hasta el próximo 17 de julio, Axel Kicillof mantuvo un encuentro virtual con el conjunto de intendentes del principal conglomerado urbano bonaerense, donde ratificó el objetivo sanitario de esta fase y ultimó detalles respecto de las principales inquietudes.

Cabe señalar que el trabajo codo a codo con los jefes comunales de los 35 distritos que integran el AMBA -junto a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- se convirtió en un elemento crucial, en especial para mantener un registro integral de cómo se desenvuelve el aislamiento en cada territorio específico. La mayoría de los jefes comunales del AMBA dijeron presente para respaldar el rumbo adoptado por Nación y Provincia, excepto por el intendente de La Plata, Julio Garro.

Mario Secco: «Ahora tenemos tres hospitales, doce centros de salud, y vamos a seguir abasteciendo a unas 20.000 familias que no pueden salir a trabajar».

Kicillof estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y participaron en forma remota los ministros de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; de Seguridad, Sergio Berni; de Gobierno, Teresa García; de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque; de Salud, Daniel Gollán, y su viceministro, Nicolás Kreplak.

Durante la videoconfrencia, ratificó que el objetivo del endurecimiento de la cuarentena en el AMBA es frenar los contagios ante un diagnóstico que evidencia una situación «no solo de crecimiento, sino de dispersión de la enfermedad en el primer cordón del conurbano y entrando en el segundo».

«Esperamos que esta nueva fase tenga efectos muy determinantes para aplanar o reducir la curva y parar el crecimiento exponencial», expresó el mandatario en la videollamada. De aquí a mediados de julio, cabe recordar, todas las fuerzas estarán dirigidas en reducir al máximo la circulación de personas en las calles.

axel Kicillof: «Esperamos que esta nueva fase tenga efectos muy determinantes para aplanar o reducir la curva y parar el crecimiento exponencial».

«Tenemos que meterle con todas las fortalezas que podamos. Si miramos para atrás cuando empezó la pandemia, no teníamos prácticamente un hospital. Ahora tenemos tres hospitales, doce centros de salud y vamos a seguir abasteciendo a unas 20.000 familias que no pueden salir a trabajar. Esto es algo que vamos a tener que superar con política y gestión», dijo a Contexto el intendente de Ensenada, Mario Secco, instantes después de participar de la videoconferencia de ayer.

Del encuentro virtual participaron los jefes comunales Andrés Watson (Florencio Varela), Ariel Sujarchuk (Escobar), Gastón Granados (Ezeiza), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Juan José Mussi (Berazategui), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Fabián Cagliardi (Berisso), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Fernando Moreira (San Martín), Gustavo Menéndez (Merlo), Gustavo Posse (San Isidro), Jaime Méndez (San Miguel) y Jorge Ferraresi (Avellaneda).

También estuvieron los intendentes Juan Zabaleta (Hurlingham), Julio Zamora (Tigre), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Fernando Espinoza (La Matanza), Lucas Ghi (Morón), Marcelo Sartori (Las Heras), Ricardo Curutchet (Marcos Paz), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mariel Fernández (Moreno), Mario Secco (Ensenada), Mauro García (General Rodríguez), Mayra Mendoza (Quilmes), Néstor Grindetti (Lanús), Juan Andreotti (San Fernando), Nicolás Mantegazza (San Vicente), Leonardo Boto (Luján), Jorge Macri (Vicente López), Blanca Cantero (Presidente Perón) y Federico Achával (Pilar).