El caso de Beatriz Mechato Flores, mantera fallecida al ser atropellada en el marco de un operativo policial en Once, tomó un nuevo giro en la investigación que, según denunciaron, garantiza «la impunidad de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires». Es que la investigación ubicó como únicos imputados al motociclista que arrolló a Mechato Flores y a un funcionario de segunda línea de la ciudad.

Desde la organización Vendedores Libre señalan que se trata de «un gesto para garantizar la impunidad» de los casi treinta funcionarios policiales y de la ciudad que participaron del operativo que derivó en la muerte de la mantera. La decisión judicial se conoció esta semana y provocó la inmediata reacción del sector de vendedores ambulantes de CABA, que todavía exigen justicia por su compañera.

«Si bien en estos operativos intervienen tanto la Policía de la Ciudad como inspectores del área de Espacio Público, siempre son comandados por las fuerzas policiales. Espacio Público va solo como apoyo. En estas circunstancias, Beatriz fue perseguida cincuenta metros y quedó literalmente arrojada a la avenida. En ese momento es atropellada por un motociclista», dijo a Contexto Omar Guaraz, referente de Vendedores Libres, agrupación que agremia bajo el ala de la CTA a los trabajadores callejeros e informales de CABA.

«Producto de la investigación, cuya carátula es de homicidio culposo, el Juzgado Criminal 48 determinó que los responsables son el motociclista que por azar se encuentra con la tragedia que sufrió Beatriz y un inspector al que se acusa de corresponsable. Los miles de testigos que estuvieron ahí y confirman la presencia de más de treinta funcionarios policiales no son investigados», agregó Guaraz. Al día de hoy, ninguno de los efectivos que integraron el operativo fue apartado de sus tareas y continúan en actividad.

En tanto, el funcionario imputado es Alejandro Cohen, inspector de la Dirección General de Fiscalización del Espacio Público porteño, quien ahora está en el banquillo de los acusados. Según explicó el referente de Vendedores Libres, inspectores como Cohen pertenecen a una camada de «fuerza de choque» impulsada desde la estructura gubernamental del PRO en CABA a partir de 2014, en el marco del recrudecimiento de la represión en el espacio público.

Beatriz, vendedora ambulante e integrante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), murió el 13 de marzo de este año tras ser atropellada por una moto en el marco de un operativo policial. Intentó huir para evitar que le secuestrasen la mercadería que estaba vendiendo. El caso se sumó a decenas más donde los operativos derivan en fuertes persecuciones hacia los trabajadores y, en muchas ocasiones, incluyen actos de violencia institucional.

«La Justicia, actualmente, a los verdaderos responsables los está dejando impunes por falta de investigación. Los mismos que llevaron a la muerte a Beatriz siguen cumpliendo la misma tarea con la misma o peor saña que en aquel entonces», agregó Guaraz.

Cabe recordar que, según los registros de la Cámara Argentina de Comercios y Servicios (CAC), la venta callejera aumentó un 126% en 2019, solo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El último año de gestión de Mauricio Macri en el poder fue crucial para el incremento del trabajo informal.