Con 41 votos afirmativos del Frente de Todos y 29 negativos de Juntos por el Cambio y aliados, el Senado de la nación le dio media sanción este miércoles al proyecto de ley para crear una comisión bicameral investigadora de la relación crediticia entre Vicentin y el Banco Nación, por la deuda de más de 18.182 millones de pesos de la empresa, en cesación de pagos y concurso de acreedores.

La iniciativa del senador del Frente de Todos Oscar Parrilli, que había obtenido dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales, tiene como objetivo «el estudio, conocimiento, investigación y esclarecimiento de posibles maniobras irregulares relacionadas con la relación crediticia celebrada entre el Banco de la Nación Argentina y la empresa Vicentin».

El proyecto prevé que la bicameral esté integrada por seis diputados y seis senadores. Tendrá como atribuciones «la detección de posibles operaciones de encubrimiento y/o lavado de activos que pudieren ser de origen delictivo y la responsabilidad de la Unidad de Información Financiera (UIF) por incumplimiento en sus obligaciones de control». A su vez, buscará establecer si se «han efectuado giros o movimientos financieros a sus firmas vinculadas en el país y/o en el exterior, afectando dolosamente los ingresos públicos».

La gestión macrista del mayor banco público concedió al conglomerado cerealero una serie de préstamos sin cumplir las debidas reglamentaciones. Casi la tercera parte de la deuda (5.785 millones de pesos) la otorgó solo en noviembre de 2019, cuando la empresa ya estaba en cesación de pagos y faltaban días para que Macri dejase el gobierno (y tras haber aportado para su campaña).

La sesión remota en la Cámara Alta tuvo fuertes cruces entre oficialistas y opositores. El tema Vicentin acrecentó las rispideces políticas desde que el gobierno anunció su rescate.

La senadora por Santa Fe María de los Ángeles Sacnun fue la primera en hablar. «Si leemos con atención los informes hechos por el Banco Nación podemos advertir que los créditos fueron otorgados contra las normativas internas de la entidad y ascienden a la fecha los 18.500 millones de pesos», subrayó. Y pidió que se establezcan las responsabilidades por las irregularidades en los préstamos del Banco Nación mientras estuvo a cargo Javier González Fraga. Entre el 8 y el 26 de noviembre, la exportadora de granos, harinas y aceites recibió veintiséis autorizaciones de crédito.

El Frente de Todos justificó la creación de la bicameral por el «vaciamiento de la empresa con fondos públicos». «Debe quedar en claro que no hay más lugar en la Argentina para dirigentes y empresarios que vacían. Debemos constituir esta comisión investigadora por todos los que producen, generan trabajo e invierten en la Argentina», sostuvo la mendocina Anabel Fernández Sagasti.

«No estamos enamorados de ningún instrumento jurídico, somos y fuimos pragmáticos. Lo que vemos es que muchos dirigentes opositores y muchos medios de comunicación quieren crear fantasmas», advirtió a su turno el autor del proyecto, Parrilli.

La oposición buscó desviar la atención a otros temas ligados a la economía y la pandemia. «No hay rumbo para la crisis. La incertidumbre y la desconfianza ganan la calle, pero en lugar de discutir un plan de contingencia estamos desviando la atención con un temario que nada tiene que ver con sus necesidades», dijo el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff.

A lo largo de la tarde la oposición advirtió que la creación de la bicameral necesitaba dos tercios de los presentes, un número que el Frente de Todos no alcanzaba. Desde el bloque que preside el senador formoseño José Mayans contestaron que se requería mayoría simple, ya que se trataba de un proyecto de ley y no de resolución.

«Este proyecto pretende cambiar el reglamento de esta Cámara. Las comisiones deben crearse como resoluciones. Hubo otras veces que se crearon comisiones por ley, pero con mayoría especial, y esta modificación la merece», objetó, por su parte, Esteban Bullrich (Juntos por el Cambio). «En la Ley 27.249 creamos la comisión bicameral de control de deuda, en ningún momento de esa sesión se habló de dos tercios. No estamos investigando a Vicentin, estamos investigando al Banco de la Nación», contestó Mayans.

Tras la media sanción en el Senado, el proyecto fue girado a Diputados, donde continuará el debate para su definitiva aprobación.