El 21 de junio de 2019, un masivo apagón afectó a la zona norte de La Plata, en las vísperas del Día del Padre. Fueron miles las personas afectadas que durante cincuenta horas estuvieron sin el suministro eléctrico por parte de la empresa Edelap, que aún no pagó las multas correspondientes y su servicio sigue siendo deficiente.

Fue un sábado por la noche, cuando City Bell, Gonnet, Villa Castells, Villa Elisa, El Rincón y Savoia quedaron a oscuras. La explicación de Edelap, del monopolio del empresario macrista Rogelio Pagano, fue una falla en los «cables alimentadores pertenecientes a la Subestación City Bell», y, si bien el intendente Julio Garro había asegurado que para el domingo el problema estaría solucionado, la prestadora fue la que marcó los tiempos y la respuesta tardó días en llegar.

Según la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, el apagón causó daños por al menos mil millones de pesos, siendo los comerciantes los más afectados, mientras que vecinos y vecinas, entre pérdidas de alimentos refrigerados y electrodomésticos, engrosaron esta cifra.

Mientras la oposición pedía la urgente quita de la concesión a Edelap, la respuesta de la por entonces gobernadora María Eugenia Vidal fue la suspensión del pago de la tarifa correspondiente al mes del corte y el anuncio de una multa que sería ordenada por el Organismo de Control de la Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (OCEBA) meses después, pero que al día de hoy la empresa no pagó.

En esa oportunidad, las y los vecinos lanzaron fuertes críticas a la decisión del oficialismo, así como la oposición, que había presentado previo al apagón numerosos pedidos de informes no solo sobre la prestación del servicio, sino también sobre el monopolio gestado por Pagano, que durante el macrismo se quedó con cuatro empresas prestadoras de electricidad, siendo así uno de los grandes beneficiados por los tarifazos aplicados por la gestión anterior.

A un año de este hecho, el ex director de Asuntos Legales y ex miembro del directorio de Edelap, el abogado Marcelo Szelagowski, puso el foco en el deficiente servicio de la empresa hasta el día de la fecha y en esa multa a la que consideró «benigna». «Hoy en día, Edelap S.A. sigue impune a pesar del gran daño que le generó a miles de usuarios», explicó.

Vale recordar que OCEBA multó con apenas 203 millones de pesos a Edelap, que apeló en febrero de este año señalando que «la exigencia del pago de la multa complementaria impuesta, no sólo ocasiona un perjuicio irreparable a la empresa, sino que también afecta al interés público, en tanto que compromete la normal prestación del servicio público de distribución de energía eléctrica en la ciudad de La Plata». El recurso presentado por la empresa fue finalmente rechazado por el Juzgado Contencioso Administrativo N° 4.

Para Szelagowski, la multa en cuestión «fue más que benigna en su momento, una multa ‘despreciable’ frente a los daños causados y por sobre todo la irresponsabilidad y falta de diligencia y previsión que sigue demostrando día a día Edelap, por un estrago culposo que justificaba y justifica con holgura la pérdida de la concesión”.

Al igual que hace un año, Szelegawski recordó que la empresa sabía de la «criticidad» de la Subestación City Bell. «Los directores de Edelap S.A. conocían que el cable estaba cortado y nada hicieron, pero la verdad es mucho más grave: hace cuarenta años City Bell, el oeste de City Bell y Villa Elisa eran quintas de fin de semana y quintas de horticultores, pero hoy viven miles de familias con carácter permanente», manifestó el abogado, quien destacó que este crecimiento demográfico debió «ser acompañado por la construcción de una subestación en Villa Elisa y otra en Gonnet para el abastecimiento de la zona, y esto no se realizó».

Según el abogado, «las sanciones aplicadas en su momento por el gobierno provincial fueron ‘vergonzosas’, dada la relación de los gobernantes de entonces con los mismos grupos económicos dueños de la generación y la distribución, minimizando la falla que derivó en el apagón, que se debió a la grave falta de inversión y a la ‘grosera ausencia’ de los organismos de control, por lo que sigue ameritando quitarle la concesión a la empresa».

Edelap sigue fallando

Si bien hasta la fecha no se replicó un apagón de tamañas características, la empresa eléctrica sigue dando que hablar y en las últimas horas registró cortes en City Bell, Villa Elvira, Gonnet y Ringuelet, entre otros puntos.

Este fin de semana, a través de las redes sociales, usuarios de Villa Elvira manifestaron haber pasado más de diecinueve horas sin luz y sin respuestas concretas, a pesar de haber hecho seis reclamos a la línea telefónica de la empresa.

En Ringuelet, este domingo, al igual que el año pasado, también se registró un corte. «No me digas que estaremos como el año pasado Edelap. A qué hora regresa la luz?», cuestionaron en Twitter. «Ustedes no pueden decirme por este medio por qué la zona de Ringuelet está sin luz y a qué hora retornará el servicio??», sostuvieron, y calificaron el servicio como «deficitario».

En Gonnet, en tanto, manifestaron que durante ocho días se registraron cortes intermitentes del servicio y alertaron sobre los riegos en los electrodomésticos. En City Bell, finalmente, la caída de un cable dejó este lunes tres cuadras sin suministro eléctrico.