Por Manuel Protto Baglione

Cuando comienza la charla han pasado unas horas del lanzamiento del trailer. «Che, Mae, se te enfría el mate», le digo un par de veces mientras él piensa las respuestas. Los nervios del estreno se palpan en el aire de las diferentes casas donde, a raíz de la cuarentena, se pulen y ultiman los detalles de La Titular.

Al Mae le dicen así porque es de Costa Rica, y allí usan ese término de un modo similar al que nosotros le damos al «che». Este mae, además de ser el director de la serie, es uno de sus tres guionistas. A la hora de recordar los primeros pasos de este proyecto y las temáticas que fueron emergiendo, afirma que «aparecen porque son actuales, de nuestra vida, y estábamos trabajando sobre la idea de contar una historia que tenga que ver con el presente y la realidad de La Plata, del modo en que se vive el encuentro entre argentinos y extranjeros, tratando de ser siempre muy sinceros».

¿De qué va La Titular? Se trata de un equipo de extranjeros, donde además de maes hay colombianos, chilenos, ecuatorianos, brasileños y argentinos, que clasifica a la final de un campeonato de fútbol 5. La semana antes del partido, el equipo sufre algunas pérdidas. Los suplentes no pueden jugar y se preparan para ir de campamento y a una copa cannábica. Choriza, el carismático y tenaz entrenador, hace todo lo que puede para estabilizar al equipo y llegar a la final.

No resulta sencillo clasificar esta serie en términos de géneros. El Mae dice que «nunca pensamos que tenía que ser una comedia, ni que queríamos hacer humor, yo creo que los personajes son simpáticos y tienen humor porque en la vida real son así». Probablemente la tarea de catalogar a La Titular no solo sea difícil, sino también innecesaria. Las narrativas ficcionales contemporáneas, de hecho, asumen de manera explícita la exploración de articulaciones novedosas de temáticas, retóricas y formas de contar.

La sociedad de artistas y trabajadores detrás de la serie revela también algunos valores a destacar. No solo porque son locales, sino porque en el andar de la producción, cuyos primeros pasos fueron en 2016, supieron potenciarse junto a instituciones y organizaciones de la comunidad, como Mamá Cultiva-La Plata, la Facultad de Artes de la UNLP, Lumbre Estudio, Local Base, Morsa, Tangram y Más Ruido.

La realización corrió por cuenta de la joven productora Perro que Ladra, conformada por egresados y estudiantes de la carrera de Artes Audiovisuales de la Universidad Nacional de La Plata. Más de 250 personas pusieron su tiempo, trabajo y recursos para darle vida al proyecto, que fue financiado gracias a la colaboración de cientos de personas mediante una campaña web en Ideame, el sitio de recolección de fondos para proyectos culturales. 

Ahora quedan poco menos de dos semanas para poder ver la serie completa (en https://latitularserie.com/). Será el 3 de julio y también se podrá seguir en YouTube, por el canal de Perro que Ladra.

El Mae dice que la previa será intensa, porque se concentra el valor de cuatro años de trabajo y porque aún quedan cosas para hacer. Sin embargo, sabe relajarse, como el mae que es. «Ya yo estoy contento con que va a salir y ya, esa era la meta, y ahora que empiece a tomar vida solo», afirma al final de la conversación, que cierra con un sticker del Chori mirando al cielo y soñando ser campeón.