El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, analizaron la evolución de la cuarentena en el AMBA tras una extensa reunión que mantuvieron en la Gobernación junto a los equipos de ambas jurisdicciones, y advirtieron en conferencia de prensa que, de continuar el ascenso en la curva de contagios que se aceleró en los últimos días, endurecerán las medidas de aislamiento en CABA y el AMBA.

«Efectivamente, han empeorado los indicadores y eso nos preocupa. Cuánto más gente se contagia hay más ocupación de camas de terapia intensiva y eso va generando que con el paso del tiempo y el crecimiento de la pandemia cada vez haya menos disponibilidad», sostuvo el gobernador durante la conferencia en la que ambos mandatarios anunciaron la conformación de una mesa técnica con indicadores conjuntos con los que evaluarán la evolución en los dos lugares más afectados del país. 

Kicillof también presentó los nuevos datos del total de casos a nivel nacional, que volvieron a subir hasta los 2.060 diarios, con un 93% concentrado en el AMBA y CABA: 1.922 casos en conjunto. «Se están consolidando números superiores a los que habíamos visto antes», dijo el gobernador, y añadió: «Si esto sigue así, indefectiblemente va a haber que endurecer las medidas».

En el mismo sentido, Rodríguez Larreta señaló que «si tenemos que tomar medidas más drásticas para cuidar la salud de la gente, no nos va a temblar el pulso», y manifestó la preocupación de ambas jurisdicciones por el ascenso en los reportes de los últimos días. «Estamos viendo con mucha preocupación la evolución de los datos. Destinamos buena parte de la reunión a analizar la serie de datos y estamos evaluando generar una serie de indicadores conjuntos con los mismos datos. La evolución de los contagios vuelve a reafirmar nuestra preocupación», destacó el jefe de Gobierno porteño, y sostuvo que los datos en los que se centrará la mesa técnica y los indicadores conjuntos son sobre la ocupación de camas de terapia intensiva, el índice de mortalidad, la focalización y el factor R, que mide la cantidad de contagios que puede producir una persona. «No hay dudas que de seguir así tendremos que tomar decisiones más estrictas», dijo.

Los dos dirigentes destacaron también el anuncio de la limitación en el uso del transporte público, que, a partir de este fin de semana, solo podrá ser utilizado por trabajadores de rubros esenciales, y en ese sentido expresaron que reforzarán los controles para darle cumplimiento.

Finalmente, el gobernador le pidió a la población que no rompa la cuarentena durante el fin de semana del día del Padre. «Es una fiesta familiar, pero no podemos violar el distanciamiento y el aislamiento social que tenemos en el AMBA y la ciudad», afirmó, y recordó que en el interior de la provincia uno de los principales motivos por los que se produjeron focos de contagios fue la realización de reuniones sociales.