En pleno marco de cuarentena obligatoria por el avance de COVID-19, el gobierno de la provincia de Buenos Aires fortalece las políticas de fomento y auxilio para trabajadores y trabajadoras del arte y la cultura. Con un nuevo lanzamiento del programa Mi Vida en Cuarentena, la gestión de Axel Kicillof apunta a brindar apoyo económico a unos quinientos realizadores y realizadoras de teatro de todo el territorio.

Con un monto de 8.000 pesos por beneficiario, distribuido entre artistas de unos 74 municipios de la provincia, se calcula una inversión de 3.792.000 de pesos para poner en marcha el trabajo teatral bonaerense, en pleno contexto de parálisis de actividades por causa de la cuarentena. Cabe destacar que los trabajadores del arte y la cultura representan uno de los sectores más golpeados por la actual coyuntura.

«Esto tiende a aportar una suma fija a artistas de todas las disciplinas, que pueden aportar un vídeo artístico que funcione como contraprestación para acceder al beneficio. Entre esta edición y la anterior llevamos más de ochocientos beneficiarios alcanzados», indicó a Contexto Nicolás Wainszelbaum, titular de la Subsecretaría de Industrias Creativas e Innovación Cultural, dependiente del área de Políticas Culturales bonaerense.

Según explicaron desde el Ejecutivo provincial, Mi Vida en Cuarentena convoca a artistas de toda índole residentes en territorio bonaerense y que hayan desarrollado actividades en algún espacio cultural en los últimos doce meses. El gobierno ofrece sus plataformas en redes sociales para publicar los videos y piezas digitales que cada artista aporte a cambio.

«Este programa se complementa con los centros culturales bonaerenses, ya que parte de la condición es que los artistas acrediten que en los últimos meses hayan actuado en algún centro cultural. Entonces, esos espacios también reciben dinero a modo de contraprestación», dijo Wainszelbaum.

De más está aclarar que el actual panorama para la cultura bonaerense es alarmante. Tras el fuerte deterioro provocado por los últimos cuatro años de políticas económicas de ajuste por parte de Juntos por el Cambio, los espacios culturales y los trabajadores del arte sobrellevaron hasta 2020 fuertes embates económicos, que ahora se ven profundizados por la cuarentena.

«La cultura es uno de los sectores más golpeados por esta crisis. Nosotros tenemos un arco de demandas de un espectro muy variable y muy grande, con lo cual estamos atendiendo con distintas políticas, de manera muy focalizada y con el apoyo de Cultura de nación, en algunos casos para paliar problemáticas y en otros casos para intentar reactivar la actividad», agregó el titular de Industrias Creativas e Innovación Cultural.

Otra de las líneas de trabajo que se puso en marcha fue la del Consejo Provincial de Teatro Independiente, desde donde se preaprobaron 64 proyectos teatrales que responden al llamado de subsidios de 2019, por un monto total de unos dos millones de pesos. Estos proyectos apuntan al equipamiento y la adquisición de bienes corrientes para mantenimiento de salas y proyectos que puedan readecuarse a la coyuntura de aislamiento.

Cabe recordar que, en la ciudad de La Plata, el ámbito teatral es uno de los que presentan mayores urgencias. Así lo definieron desde la Red Multicultural de La Plata, espacio que nuclea a decenas de entidades alternativas y autogestivas de la capital bonaerense, donde todavía le reclaman al intendente Julio Garro políticas públicas que atiendan sus reclamos.