Desde Tapalqué, Axel Kicillof presentó el programa Alimentos Bonaerenses, enfocado en el sector agropecuario, que busca generar trabajo mediante el impulso del valor agregado. «A nosotros nos interesa que la producción en la provincia de Buenos Aires sea democrática», sostuvo el gobernador.

Alimentos Bonaerenses fue presentado como «un programa que promueve el desarrollo productivo de cada una de las actividades agropecuarias y la pesca mediante el impulso del valor agregado», generando así también empleo.

La iniciativa se basa en seis puntos: Mercados bonaerenses (tiendas móviles de abastecimiento, fortalecimiento de ferias y asistencia de pymes), Promoción de la agroecología (registro de productores, productos y circuitos de comercialización), Incubadoras cooperativas agropecuarias (acompañamiento, asistencia y redes cooperativas de apoyo mutuo), Banco de insumos (semillas y otros recursos, asistencia ante eventos climáticos), Promoción de la actividad pesquera y consumo interno (créditos, financiamiento) y Tarjeta Procampo.

«Es un gusto presentar este programa que tiene el objetivo de impulsar la producción agropecuaria y agroindustrial empujando la producción de alimentos», sostuvo en la presentación el ministro de Agricultura, Javier Rodríguez, quien destacó que las líneas de financiamiento surgen «del diálogo con las entidades del sector». «Estamos impulsando el agregado de mayor trabajo, de mayor empleo, para impulsar el desarrollo local».

En la misma línea, Kicillof destacó que Alimentos Bonaerenses «es un programa que tiene que ver con algo fundamental, que es la creación de mayor valor agregado, que se haga de manera respetuosa con el medio ambiente (algo que en Tapalqué es fundamental, es bandera), que haya acceso al crédito, no solo para los grandes productores que tal vez puedan acceder en el exterior».

«El crédito es crucial para la producción agropecuaria y nuestro Ministerio ha lanzado múltiples líneas con una particularidad: el ojo está puesto en los pequeños productores, que son locales, que necesitan la ayuda del Estado y que no tienen por qué verse excluidos por esas reglas, que se plantean como reglas del mercado», explicó.

«A nosotros nos interesa que la producción en la provincia de Buenos Aires sea democrática, sea para los pequeños también, que tengan acceso a la tierra, al financiamiento y finalmente acceso a los mercados», subrayó el mandatario.

Kicillof destacó que el proyecto «no es contra nadie», sino «para cada vez más productores y productoras», y destacó que la intención es que «la cadena de valor sea equitativa y llegue con justicia para todos, que el intermediario no sea el que se lleve la mayor parte».

«La pandemia no nos va a parar. Estamos poniendo en marcha la provincia de Buenos Aires. Tenemos situaciones más o menos complejas desde lo epidemiológico, pero eso no importa si actuamos en nuestra provincia con el sentir más profundo de nuestro pueblo, que es la solidaridad, que es apoyar al que más lo necesita», sostuvo Kicillof.

En este marco, resaltó la labor del gobierno nacional. «El gobierno nacional con Alberto Fernández ha ayudado muchísimo a la provincia de Buenos Aires y el gobierno provincial ha desplegado una política para la pandemia pero sin desatender las otras áreas de gobierno», aseguró. «Queremos trabajar gobierno nacional, gobierno provincial y gobiernos municipales como si fuéramos uno solo. Esa es la clave, ese es el camino, para poner en marcha la provincia. Con pandemia o sin pandemia», destacó. «La pandemia va a pasar, pero queremos que deje detrás de sí una economía más preparada, más robusta y más inclusiva», concluyó.