Este miércoles, un nuevo operativo de Control Urbano en conjunto con la Policía Local terminó con la detención de un vendedor senegalés en pleno centro platense, hecho que generó un fuerte repudio en la comunidad, que se movilizó hasta la comisaría para pedir su liberación y denunciar discriminación por parte de la Comuna.

Los hechos se dieron al mediodía, cuando Mbacke Ndao fue interceptado por la Policía Local en 7 y 47 y a golpes le secuestró la mercadería. El hecho generó un gran tumulto en el centro platense, con ciudadanos y compañeros que se acercaron a solidarizarse. Con la asistencia de la Bonaerense, el hombre finalmente resultó detenido y trasladado a la Comisaría N° 1.

Hasta allí se trasladó la comunidad senegalesa. «Que el racismo no sea pandemia», «Basta de Brutalidad policial» y «BlackLivesMatter» fueron los carteles que llevaron a la puerta de la Comisaría, esta última retomando el lema que hoy moviliza a Estados Unidos tras el asesinato de George Floyd.

Según destacaron desde la comunidad senegalesa, la cuarentena redujo a cero sus ingresos, los cuales también son un respaldo para sus familias en África. «Hace tres meses que nos quedamos en casa, pero no tenemos para comer», detalló uno de los vendedores.

Damián Brumer, abogado integrante de La Ciega, detalló a Contexto que «si bien todo el mundo sabe las dificultades que hay para salir a trabajar, es comprendido por la comunidad senegalesa, pero hace tres meses que no pueden trabajar y no pueden tener un peso para mantenerse y mantener a su familia». En ese sentido, destacó que la gran mayoría no fue beneficiada con el Ingreso Familiar de Emergencia.

En este marco, algunos decidieron salir a las calles a trabajar. «Se hizo un operativo en el que se llevaron detenido a uno de los chicos, le iniciaron acciones por resistencia a la autoridad y por lesiones y lo aprehendieron a la comisaría primera», sostuvo el abogado, quien indicó que Mbacke Ndao podría ser detenido este jueves por la mañana cuando la fiscal pueda realizar la indagatoria.

El abogado también resaltó la violencia de los hechos: «Estos operativos nunca son realizados de forma pacífica. Siempre hay una defensa que hacen los chicos de su propia mercadería, que les cuesta tanto poder conseguir, y frente al operativo de Control Urbano en el marco del cual intentaron secuestrar la mercadería, intervino la policía de manera violenta, tanto verbal como físicamente. De hecho, Mbacke tiene una mano lastimada», destacó Brumer.