Vecinos de Tolosa y Ringuelet reclaman alimentos y asistencia sanitaria

Este martes realizaron una conferencia de prensa para exigir a la Comuna entrega de alimentos y más personal y recursos para la salita del barrio.

641

La mesa barrial de El Mercadito, La Unión, La Bajada, Barrio Nuevo y el Churrasco, barrios ubicados en Tolosa y Ringuelet, realizó este martes una rueda de prensa en 122 y 522 para hacer público el reclamo a la Municipalidad de La Plata de mayor asistencia alimentaria y sanitaria.

Con una fuerte caída del empleo informal y cada vez más gente concurriendo a comedores y ollas populares, el reclamo central estuvo puesto en la entrega de alimentos por parte de la Comuna, exigencia que ya fue presentada ante el Ejecutivo de Julio Garro. «No recibimos ni la mitad de comida de la que fuimos a pedir», señalaron.

«Pedimos que nos den más mercadería, salud, y también las cloacas»

«Somos compañeras de la mesa barrial, de diversos lugares, comedores, organizaciones, compañeras que estamos sosteniendo las ollas populares. Pedimos que nos den más mercadería, salud, y también las cloacas», señaló una de las mujeres en la conferencia.

«Acá la gente del barrio se está muriendo de hambre porque no puede salir a trabajar. ¿Qué clase de cuarentena puede hacer un pobre, que no puede salir a trabajar?», apuntó otro referente barrial. «Faltan más alimentos. Esta medida de cuarentena visibiliza lo precaria que es la vida en los barrios, gran parte de la población tiene trabajo precario. El IFE y los bonos de la Asignación Universal por Hijo no son suficientes, necesitamos un Estado más presente».

En ese sentido, uno de los referentes del barrio explicó a Contexto que «la situación de las ollas no está dando abasto» porque hoy «están comiendo el doble, el triple de personas».

«Nos piden la higiene, que nos lavemos constantemente las manos, pero acá en el Mercadito y en La Unión abrís la canilla y no te sale ni una gota de agua»

Asimismo, pusieron el foco en la falta de agua, un problema histórico en el norte platense. «Nos piden la higiene, que nos lavemos constantemente las manos, pero acá en El Mercadito y en La Unión abrís la canilla y no te sale ni una gota de agua si no tenés una bomba. ¿De qué higiene nos hablan si tenemos las cloacas reventadas en las puertas de las casas? Esto no es de ahora, es de años, pero el Municipio siempre se lavó las manos, tanto con el agua como con las cloacas», aseguraron en la conferencia.

Por otra parte, destacaron la situación de la salita del barrio, el Centro de Atención Primaria de Salud (CAPS) N° 15, que no cuenta con pediatra. Al respecto, desde CICOP explicaron a Contexto que «ni bien empezó la pandemia cambiaron a todo el plantel de profesionales y la gente está pidiendo que vuelvan los profesionales que había antes».