Provincia implementará un programa de asistencia especial focalizada en zonas de alta circulación del virus

El gobierno bonaerense anunció la puesta en marcha de un programa de asistencia específica para áreas con alta circulación de COVID-19 que contempla la provisión de alimentos, artículos de higiene, limpieza y medicamentos, la realización de test para la detección y aislamiento de los casos, la aplicación de protocolos sanitarios y un refuerzo en la asistencia social a través del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad.

657

El gobierno de Axel Kicillof publicó el viernes en el Boletín Oficial la creación de un fondo municipal especial para la asistencia integral y específica de zonas de alta circulación de COVID-19, a través del cual pretende garantizar la provisión de insumos básicos y la atención sanitaria. 

La normativa establece que la Jefatura de Gabinete, a partir de los informes que elabore la cartera sanitaria conducida por Daniel Gollán, será la encargada de delimitar geográficamente el área considerada de alta circulación del virus, donde se aplicará el programa. 

El Decreto 434/2020 apunta a garantizar la provisión de productos esenciales a la población que resulte aislada, como alimentos, artículos de limpieza e higiene, garrafas y medicamentos. También instruye a distintas áreas del gobierno, entre ellas, el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, a intensificar la presencia y asistencia en esos lugares. 

Por otro lado, apunta a «arbitrar las medidas sanitarias necesarias para asegurar la detección de casos en la población», como así también el cumplimiento de los protocolos de aislamiento y traslado de los casos positivos. Según el decreto, el gobierno provincial y los Municipios deberán asegurar, además, la intervención inmediata en resguardo de la vida e integridad psicofísica de las mujeres, niñas, niños, adolescentes y otras personas que sufran situaciones de violencia familiar y por razones de género y diversidad sexual. 

El programa será financiado con fondos de Rentas Generales de la provincia, aportes del Tesoro Nacional y otras fuentes que determine el Ministerio de Hacienda y Finanzas, que será el encargado de otorgar los subsidios «no reintegrables» a los municipios que lo demanden.