La Facultad de Ciencias Veterinarias se convirtió en la tercera unidad académica de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) en implementar los diagnósticos de COVID-19 a través de la técnica de PCR tiempo real, junto con la Facultad de Ciencias Médicas y la de Ciencias Exactas. Las tres forman parte de la Red Nacional de diagnóstico de COVID-19.

Este lunes ingresaron a su Laboratorio de Tecnología de Alimentos las primeras once muestras provenientes de operativos sanitarios en las localidades bonaerenses de Pilar y Lomas de Zamora, derivadas por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. Son catorce profesionales abocados a la tarea de los diagnósticos, tras haber hecho una capacitación por profesionales del Instituto Malbrán, que ofreció un seminario para transferir la metodología que utiliza en los análisis.

en principio esperan recibir unas 140 muestras por semana, pero ese número podría cambiar de acuerdo con los requerimientos por el avance de la pandemia.

«Al igual que en Medicina, se recibieron muestras no hospitalizadas, es decir, que no se trató de hisopados obtenidos sobre casos sospechosos tratados en centros de salud, sino que fueron recogidas en el marco de los operativos sanitarios que está llevando adelante la Provincia para detectar posibles focos de coronavirus en, por ejemplo, barrios, hospitales o geriátricos», indicó la UNLP.

El decano de Veterinaria, Marcelo Pecoraro, explicó que en la primera etapa trabajarán sobre los hisopados nasofaríngeos para su análisis los días lunes, miércoles y viernes, mientras que Medicina hará lo propio los martes y jueves. Dijo también que, en principio, esperan recibir unas 140 muestras por semana, pero ese número podría cambiar de acuerdo con los requerimientos por el avance de la pandemia.

Al igual que en los laboratorios de Exactas y Medicina, la técnica que se utiliza para el diagnóstico es la llamada PCR tiempo real. «El análisis consiste en la extracción del ácido nucleico de las células que se procesan y luego, con la prueba de PCR, se hace la detección específica de parte del genoma del virus que se está buscando. Los resultados de los test se envían luego inmediatamente al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA)», detalló la UNLP.

«El programa del Ministerio propone comenzar a trabajar la vigilancia activa, eso significa que se va a ir a tomar las muestras a los barrios vulnerables, y en el mismo momento se hace la carga de estos pacientes. Luego las muestras vienen al laboratorio para su procesamiento y los resultados los tenemos al fin del día para que se pueda trabajar epidemiológicamente con esas muestras», afirmó Juan Manuel Unzaga, director de la carrera de Microbiología de la Facultad de Cs. Veterinarias.

Juan Manuel Unzaga (Veterinaria): «El programa del Ministerio propone comenzar a trabajar la vigilancia activa: se va a ir a tomar las muestras a los barrios vulnerables y, en el mismo momento, se hace la carga de estos pacientes».

La primera facultad de la UNLP que comenzó a realizar los diagnósticos fue la de Ciencias Exactas, en abril. La semana pasada se incorporó la de Medicina. También se llevan a cabo una serie de proyectos paralelos. Uno de estos es la iniciativa conjunta de Exactas, el CONICET y la empresa GISENS BIOTECH, que podrá detectar en pocos minutos la presencia del virus SARS-COV-2 a partir de muestras de hisopados nasales o nasofaríngeos.

Asimismo, investigadores de Exactas se encuentran en desarrollo de un test serológico que permite la detección rápida del virus. Se podrá implementar en espacios públicos por fuera de los hospitales y laboratorios, y resulta de gran utilidad en un contexto de mayor circulación de personas.