Ya pasó más de un mes desde que Provincia, a través del Ministerio de Trabajo, ordenó la inmediata reincorporación de las y los trabajadores despedidos de la Línea 147. A pesar de ello, la gestión de Julio Garro sigue sin acatar la resolución, por lo que este martes los afectados reclamaron con un «desayuno popular» en las puertas de la Municipalidad de La Plata.

El conflicto se originó cuando aún no se había decretado la cuarentena. El 19 de marzo, un grupo de trabajadores y trabajadoras se ausentó de su puesto laboral al entender que así era la disposición de las autoridades de la Línea 147 en el marco de la pandemia y el inminente aislamiento. Al querer volver se encontraron con que no podían ingresar, por la falta del día anterior, y 47 fueron despedidos. «Fue una orden mal dada», destacaron.

La Municipalidad de La Plata ni se presentó a las audiencias virtuales que hubo, destacaron desde SOEMLP.

Desde ese momento, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEMLP) comenzó a velar por la reincorporación, con una denuncia ante la cartera laboral, la cual ordenó retrotraer la situación al 19 de marzo, devolviéndoles el puesto a todos los trabajadores. «La Municipalidad de La Plata ni se presentó a las audiencias virtuales que hubo», destacaron desde SOEMLP, en diálogo con Contexto.

Con el correr de los días, Provincia intimó en reiteradas oportunidades a la Comuna a cumplir la orden establecida, pero los trabajadores y trabajadoras aún no pueden volver a sus puestos, por lo que decidieron renovar el reclamo, esta vez frente al Palacio Municipal.

«Pedimos la reincorporación de los trabajadores, y obviamente también los haberes que no pudieron percibir de estos setenta días que lleva el conflicto; van para tres meses», explicó a Contexto Ariel Picotto, subsecretario gremial de SOEMLP y delegado de la Línea 147. «Creemos que es una injusticia, que está muy mal lo que está pasando y no nos vamos a quedar callados ni de brazos cruzados», agregó.

Ariel Picotto (SOEMLP): «Como expresara el presidente Alberto Fernández, es un miserable quien despide trabajadores en estas situaciones».

Para el secretario general de SOEMLP, la situación para las familias que se quedaron sin empleo «es insostenible» y «angustiante para todos». En ese sentido, consideró que a Garro «nada le importa», y cargó duro contra el jefe comunal: «Como expresara el presidente Alberto Fernández, es un miserable quien despide trabajadores en estas situaciones».

Desde SOEMLP destacaron que el incumplimiento afecta no solo a los trabajadores y trabajadoras, sino a las arcas municipales. «Las medidas punitorias que tendría el Municipio vendrían a ser de 30.000 por día a cada trabajador. Eso lo terminaría pagando la comunidad en sí. Eso habla de la mala gestión que tiene este municipio, el intendente Julio Garro y su gente para conducir», explicó Picotto, quien aclaró que mediante un amparo judicial se ordenó también la reincorporación.