En su primera actividad del mes de junio, el presidente Alberto Fernández desembarcó en el conurbano bonaerense, haciendo pie en Pilar, donde inauguró en el predio de una clínica privada un hospital para personas sin cobertura médica. «Los que más necesitan y los que más tienen, como los empresarios, pueden unirse junto al Estado para hacer una sociedad más justa», aseguró el mandatario.

En el predio del Hospital Austral, el jefe de Estado inauguró el denominado «hospital solidario», puesto en marcha con donaciones empresariales y civiles, que contará con sesenta camas, cuarenta de las cuales serán para observación y veinte para terapia intensiva e intermedia. «En este hospital solidario hay tantas camas de terapia intensiva como en el otro hospital», destacó.

«Hay una Argentina que puede ser mejor, donde todos rememos para el mismo lado, y allí no tiene que haber diferencias. Dios no nos perdonaría que tengamos diferencias ante una emergencia como la que tenemos, donde la única preocupación es la de salvar vidas», afirmó el mandatario.

En ese sentido, sostuvo que «la pandemia del coronavirus nos condena al malestar de estar aislados, al malestar económico, pero esto no es por la cuarentena, sino por la pandemia, que es lo que a algunos les cuesta entender».

Fernández destacó que habla «con cierta frecuencia con el Papa», con quien tiene una idea compartida. «Es que nadie en este mundo y en este tiempo se salva solo. Todos necesitamos del otro. Los que más necesitan y los que más tienen pueden unirse junto al Estado para hacer una sociedad más justa», expresó.

El presidente celebró «que haya fundaciones y empresas privadas que hayan puesto su esfuerzo para construir esto», al tiempo que destacó que «eso habla de la mejor Argentina que podemos construir entre todos».

«No hicieron algo para que parezca que se ocupan de los pobres, hicieron algo de verdad», manifestó. «Quiero decirle gracias a los que hicieron posible esto. No tiene que haber diferencias ante una emergencia como la que tenemos. La única preocupación que tenemos es la de salvar vidas», agregó.

Fernández estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, los ministros de Salud Ginés González García y Daniel Gollán, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, el intendente Federico Achaval, entre otros funcionarios.

Un sistema de testeo local

El Municipio de Pilar inauguró también este lunes el Centro de Diagnóstico y Prevención COVID-19 de la ruta Panamericana, un sistema de testeo ubicado en el kilómetro 46 de la autopista, donde se realizarán estudios sin necesidad de bajarse del auto.

«Los vecinos van a poder venir en sus autos, en el caso de que nosotros los convoquemos. Vamos a trabajar a partir de algún caso positivo, y con la información que tenemos vamos a ir buscando a los vecinos (sospechosos de haberse contagiado) para que se acerquen», explicó el intendente Federico Achával.

«Este modelo que estamos inaugurando en Pilar es un modelo que funcionó en el mundo, en Corea del Sur, en Israel, y la diferencia que tiene con muchos otros que se están inaugurando es que las personas van a poder venir con su automóvil», añadió.