La Campaña por el Aborto Legal cumplió quince años y en La Plata se realizó un pañuelazo

La Campaña repasó su lucha a través de las redes y volvió a exigir la legalización del aborto. En La Plata, un pañuelazo exigió a Garro el cumplimiento efectivo del protocolo ILE.

371

En el aniversario número quince de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y en el Día de la Acción Global de la Salud de las Mujeres, se realizó este jueves una «manifestación virtual» para exigir la legalización del derecho al aborto de mujeres y personas con capacidad de gestar. La regional platense, en tanto, llevó adelante un pañuelazo frente a la Municipalidad de La Plata para exigir a Julio Garro que haga efectivo el cumplimiento del Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

«Un proyecto de vida, una historia compartida», fue la consigna que movilizó a la Campaña este jueves, en una jornada que buscó visibilizar la construcción histórica de la colectiva que comenzó en un Encuentro Nacional de Mujeres y hoy agrupa a más de setecientas organizaciones que luchan por el reconocimiento del derecho al aborto legal.

«Son 15 años de nuestras vidas, son 15 años que forman parte de la vida democrática de nuestro país. Construimos una historia compartida. Hoy somos millones en un ejercicio de ciudadanía que le reclama al Estado el fin de la coacción y las maternidades forzadas. Marchamos, nos reunimos, debatimos, recuperamos la historia de los feminismos en nuestro país y nos abrazamos en la persistencia. No estamos solas, tenemos nuestros pañuelos que son lazos sociales de libertad y de vida. Les activistas de la Campaña tenemos historia, presente y un Proyecto: aborto legal ya. Será Ley en 2020», manifestaron en un comunicado.

Con un video que repasa su historia, fotos, material de archivo, testimonios, transmisiones, recitales y festivales en vivo, la Campaña dio cuenta de su recorrido. «Contamos y recuperamos la historia de la Campaña, cómo ha crecido, cómo ha transversalizado la lucha en cada rincón del país, cómo ha despenalizado la práctica social del aborto, que se habla en todos lados y no es un tema tabú», explicó a Contexto Sandra Di Seri, de la regional platense.

«Entendemos que este proceso de lucha y organización nos ha ido mejorando para ir armando diferentes estrategias en diferentes momentos», destacó Di Seri. Vale resaltar que la Campaña logró conformar la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, la Red de Docentes por el Derecho al Aborto Legal, la Colectiva de Disidencias Sexopolíticas, la Red de Socorristas y la Red de Cátedras por el Derecho al Aborto. «Esos procesos de lucha y formación nos dan coraje, seguridad y confianza sobre las prácticas que construimos como movimiento feminista», recalcó.

«Desde el feminismo y la Campaña estamos exigiendo la Interrupción Voluntaria del Embarazo, pero entendemos también que la disputa es más grande. Es contra una estructura patriarcal que quiere seguir diciendo qué se hace con nuestros cuerpos, quiere seguir diciendo que las mujeres deben estar confinadas para la reproducción de la especie humana. Nosotras decimos que tenemos que decidir sobre nuestros cuerpos, construir nuestra autonomía y nuestro deseo en base a nuestras convicciones y no en base a imposiciones religiosas, ortodoxas y violentas», apuntó Di Seri.

En La Plata se decidió realizar un pañuelazo frente a la Comuna a fin de denunciar la inacción municipal para la aplicación del Protocolo ILE. «La idea es denunciar el casi nulo acceso que hay a la práctica de interrupción legal del embarazo. La Plata cuenta con 47 centros de salud y solamente dos tienen consejerías», destacaron desde la Campaña.

En la provincia de Buenos Aires, en 2015, se aprobó una iniciativa de la por entonces senadora Mónica Macha para la creación de consejerías en situaciones de embarazos no planificados, con el objetivo de ser espacios de escucha, contención y asesoramiento; una herramienta considerada fundamental para reducir la mortalidad de las mujeres por abortos inseguros. A pesar de esta normativa, en la ciudad capital no se cumple. «Eso no existe. Lo único que existen son esas dos consejerías, cuya práctica se garantiza solamente porque está la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, no por una cuestión de voluntad política del intendente Julio Garro», detallaron desde la Campaña.

«Sabemos que él ya se ha declarado en contra del aborto, y por más que él se declare en contra del aborto entendemos que él, como garante de la política pública, tiene que cuidar, salvar y resguardar la vida de todas las personas, y en ese sentido tiene que construir políticas públicas, de salud, que garanticen el acceso a los derechos. No puede ser él quien vulnere los derechos de las mujeres y personas con capacidad de gestar que por ley, desde 1921, pueden acceder a la interrupción legal del embarazo», apuntó Di Seri.

Asimismo, la referente de la Campaña en La Plata recordó que hace seis meses una joven murió producto de un aborto clandestino. En ese entonces se le pidió una reunión al jefe comunal, pero aún no brindó respuestas. «Nos parece muy grave que el intendente Julio Garro le dé vuelta la cara al movimiento feminista, le dé vuelta la cara a esta exigencia y no garantice derechos humanos como debería», concluyó Di Seri.