A pesar de presentar una propuesta de trabajo, despedidos del Islas Malvinas siguen sin repuesta de Garro

Tras una nueva movilización, el conjunto de empleados y empleadas del espacio municipal lograron tener diálogo con el Ministerio de Trabajo bonaerense y la legisladora Florencia Saintout. El intendente, en cambio, mantiene el silencio.

459

Luego de una movilización junto a decenas de trabajadoras y trabajadores precarizados en pleno contexto de pandemia, los despedidos del restaurante del Centro Cultural Islas Malvinas volvieron a hacer sentir su reclamo a más de un mes de que la empresa concesionaria de la Municipalidad suspendiera sus puestos de trabajo. Si bien lograron entablar diálogo con autoridades de Provincia, el silencio sigue intacto por parte de la gestión de Julio Garro.

Junto a situaciones como la de la República de los Niños, el buffet del Pasaje Dardo Rocha y otros sectores dependientes de la Comuna, en el Islas Malvinas persiste el conflicto con la firma prestataria. Se trata de Candy Cake, cuyos dueños han sido señalados como allegados al propio Julio Garro y que, desde el comienzo de la cuarentena, decidieron suspender los puestos de trabajo de la mayoría de los empleados, dando inicio a una serie de graves irregularidades.

Ahora, los empleados afectados lograron establecer una organización y comenzaron a tomar medidas de protesta en reclamo de sus puestos, tal como la desarrollada ayer, donde marcharon por el centro platense hasta la sede del Ministerio de Trabajo de la provincia, donde lograron acordar una reunión para la semana que viene.

«Nosotros presentamos una denuncia, ya que los lugares cerraron, no nos están pagando y ni siquiera somos notificados si fuimos despedidos. Nosotros en el C.C. Islas Malvinas estamos en negro desde hace muchos años, por una firma concesionaria de la Municipalidad. Por un lado, pedimos que se regularice la situación laboral y, por otro lado, sostengamos nuestros puestos de trabajo», dijo a Contexto Evelyn Acosta, una de los trabajadores del área gastronómica del Islas Malvinas.

En ese sentido, las miradas apuntan a la gestión municipal, que es la responsable por el trabajo que se realiza tanto en el Islas Malvinas como en Pasaje Dardo Rocha, el buffet de la Terminal de Ómnibus, el Centro Cultural de Los Hornos, la República de los Niños. «La Municipalidad no nos respondió absolutamente nada, como ningún organismo que ponga la cara por esta situación. Lo que sí nos dijo el Ministerio de Trabajo es que el martes que viene nos darían una respuesta, lo cual es un avance enorme después de casi dos meses de iniciado este conflicto, sin recibir señales ni del Municipio ni de los dueños de la empresa», agregó Acosta.

Cabe señalar que los propios trabajadores y trabajadoras presentaron un proyecto para sostener los puestos de trabajo en coordinación con la ciudad, bajo la premisa de que los empleados despedidos y suspendidos puedan volver a trabajar elaborando viandas y comida para el personal del sector público que así lo necesite. La respuesta también sigue pendiente.

«Hoy nos reunimos con Evelyn, Rocío, Ludmila y Matías, trabajadores del restobar del Centro Cultural Islas Malvinas. Hace dos meses que no cobran sus sueldos y el Municipio sigue ausente. El intendente tiene que defender el trabajo en La Plata», informó ayer la diputada provincial del Frente de Todos, Florencia Saintout, quien recibió a una parte del conjunto de empleados afectados. Allí, la legisladora brindó su respaldo a la propuesta encabezada por ellos. «Florencia Saintout nos dijo que respaldaría nuestra propuesta a nivel provincial y además intentará conversar el tema con integrantes del Concejo Deliberante de La Plata», agregó Acosta.