A pesar de la resolución de Provincia, Garro sigue sin reincorporar a los trabajadores despedidos de la Línea 147

Con una olla popular, pidieron volver a sus puestos de trabajo. El viernes pasado, desde el gobierno de Kicillof volvieron a intimar al intendente para que reincorpore a los 47 cesanteados.

395

A pesar de que los últimos días de abril el Ministerio de Trabajo de la provincia dictó la Conciliación Obligatoria y ordenó la reincorporación de los trabajadores y trabajadoras cesanteados de la Línea 147, el Municipio de Julio Garro hizo oídos sordos y aún no avanzó al respecto. En este marco, protestaron con una olla popular en las puertas del Edificio Inteligente Municipal, donde funciona la línea.

El conflicto se originó cuando aún no se había decretado la cuarentena. El 19 de marzo un grupo de trabajadores y trabajadoras se ausentó de su puesto laboral, entendiendo que así era la disposición de las autoridades de la Línea 147 en el marco de la pandemia y el inminente aislamiento. Al querer volver se encontraron con que no podían ingresar, reprochándoseles la falta del día anterior, y 47 fueron despedidos. «Fue una orden mal dada», destacaron.

Desde ese momento el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM-LP) comenzó a velar por la reincorporación, con una denuncia ante el Ministerio de Trabajo de la provincia, que, tras una audiencia de la que el Municipio se ausentó, ordenó retrotraer la situación al día 19 de marzo, devolviéndoles el puesto laboral a todos los trabajadores.

En la disposición del Ministerio de Trabajo, a la que pudo acceder Contexto, destacan que los trabajadores se encuentran «sin poder retomar sus tareas y por ende, sin percibir sus salarios, generando un perjuicio directo a dichos agentes y un malestar que provoca la alteración del equilibrio social que debe mantenerse en situaciones extraordinarias como las actuales».

En este escenario, el pasado 27 de abril Provincia intimó a «la Municipalidad de La Plata a la reincorporación de los cuarenta y siete (47) trabajadores despedidos y la entidad sindical a abstenerse de adoptar cualquier medida que pudiere implicar una modificación directa o indirecta de las relaciones de empleo y del funcionamiento y/o prestación de los servicios a su cargo, debiéndose garantizar su normal y habitual desenvolvimiento por el término de quince (15) días hábiles».

A pesar de este pronunciamiento, el Municipio no avanzó con la reincorporación, por lo que Provincia volvió a intimar el viernes pasado al Ejecutivo platense a dar una respuesta, que aún no llegó, por lo que desde SOEMLP decidieron avanzar con una olla popular.

«Hemos logrado que el Ministerio resuelva a favor, donde el Municipio debe devolverle el trabajo, la fuente de ingreso a los trabajadores del servicio de atención telefónica municipal. En un contexto de emergencia sanitaria muy particular, no se puede creer que el intendente, Julio Garro, deje sin trabajo a la gente a través de despidos injustificados. Nos vemos en la obligación de realizar una olla popular para ayudar a estas familias que se encuentran en una situación desesperante», explicó Gustavo Hernández, secretario general del SOEMLP.

Por su parte, el apoderado del sindicato cargó duro contra la figura del jefe comunal. «En este momento hay 47 trabajadores, 47 familias en una situación de angustia tremenda, ante los despidos arbitrarios, ante la violación a las normas nacionales y en particular al término utilizado por el presidente de la República Argentina de que quien despide en estas situaciones es un miserable, y donde las palabras del presidente no pueden ser gratuitas», apuntó Ricardo Bradley.