Tras una semana de reclamos, los trabajadores de la París reclaman el pago de sueldos

Luego de una manifestación realizada ayer en el centro platense, los trabajadores lograron cobrar el 50% de los sueldos. Los dueños de la histórica confitería platense plantean que el resto "lo pague el gobierno". Hoy se reúnen a discutir sobre las indemnizaciones.

375

Luego de una manifestación realizada en la esquina de 7 y 49, los trabajadores y trabajadoras de la confitería París continúan en la lucha por lograr el pago de sueldos adeudados e indemnizaciones tras el cierre del histórico local platense. Ayer lograron percibir el 50% del salario de abril y hoy continuarán la discusión por el resto del monto, más las indemnizaciones correspondientes.

El reclamo por despidos irregulares y la falta de resarcimiento es una dinámica que se ha ido repitiendo en varios locales gastronómicos de la ciudad durante el período de aislamiento. En este caso, el conjunto de empleados se presentó en los alrededores del local y decidieron hacer oír sus voces.

«Hoy depositaron el 50%. Quienes tenían tarjeta lo pudieron retirar por depósito y quienes no tienen tarjeta lo hicieron por caja en efectivo. Hoy tenemos una reunión con el sindicato la patronal y el Ministerio de Trabajo para reclamar el otro 50% e indemnizaciones que nos están debiendo, porque los dueños ya no quieren abrir más», dijo a Contexto Omar Dipuy, chofer y delegado del Sindicato de Pasteleros entre los empleados de la confitería.

Cabe recordar que el conflicto inició cuando el 30 de abril pasado se conoció la noticia del cierre definitivo del bar del casco céntrico en el marco de la pandemia, seguido del despido de los 32 trabajadores del lugar. Las cesantías se desarrollaron en términos irregulares y los empleados decidieron iniciar el reclamo. Dipuy, como tantos otros, llevaba casi treinta años como trabajador allí.

«El reclamo es porque nos despidieron sin previo aviso y porque todavía nos deben los sueldos de marzo y abril», fueron las palabras de Lucas Jauregui, trabajador de la París, en el momento de los despidos. Además, según denunciaron los trabajadores, los dueños del local notificaron de las cesantías «vía mensaje de WhatsApp» y sin la constancia de un telegrama de despido, maniobra que impide que puedan acceder a la IFE.

Tras conocerse la noticia del cierre, los dueños del local insistieron en que los trabajadores continúen adelante el trabajo «como cooperativa». «Nosotros les dijimos que de ninguna manera podíamos continuar como cooperativa. En una reunión les planteamos que es imposible porque las máquinas están a medio funcionar y, además, la esquina ya está vendida a la firma Dacal», agregó Dipuy.

En tanto, tras el pago de la mitad de los sueldos de abril y parte de marzo, los trabajadores informaron que los dueños apuestan a que la mitad restante de los salarios «los pague el gobierno», en el marco del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.

«Vemos muy ‘verde’ esa opción. Hoy tenemos una reunión con el sindicato a las 12 del mediodía y ahí vamos a saber qué es lo que sucede. Ya no da más para seguir con movilizaciones, porque tenemos que trabajar. Si ya no hay nada más para hablar y no piensan volver a abrir, tienen que resolver este problema y cumplir con lo que corresponde», expresó el delegado de la París.