Por Ramiro García Morete

“Hay tanto: es tuyo chico-chica”. El resto se habían ido a un bosque o algo así, lejos de esa ciudad cuadrada cuya canción o disfraz hace llorar. Isla Mujeres y Laika Perra Rusa estaban de viaje por el sur y aquella vez Julia y Adrián quedaron solos en la cabaña de Villa La Angostura. Había sido en el Sur -en uno de esos viajes de temprana juventud posiblemente a El Bolsón- que Julia se había animado a cantar en un fogón. “Barro tal vez o algo así”, evocará difusa. Allí notaría que podía cantar, mucho antes de que con Amparo -su amiguita de infancia y futura compañera de banda- forjaran un estilo reconocible y natural.

Sí había crecido rodeada de música. En el auto de los padres sonaban cd´s de Beatles o Creedence y en la casa de City Bell no solo estaba esa guitarra que su hermano Francisco recibió llorando porque quería la playstation. También estaba el piano de pared que su abuela le había obsequiado a su hermana Lucía. “La veía tocar, la quería imitar y empecé a tocar de oído”, reconocerá sobre un camino en el que cruzó algún que otro profesor, pero que básicamente sería autodidacta. Sobre aquel piano tocaría con frecuencia “Paranoid Android”, la banda que la haría dejar atrás su guardapolvo con la cara de Steven Tyler y cierta herencia de rock tradicional. “Más hípster”, se reirá quien luego estudiaría cine.

Lo cierto es que la cabaña, allá por el 2018, Adrián (Oviedo) y Julia (Barreña) enchufarían los sintetizadores y zapando surgiría más que la base de ese tema que pronto se editará con el nombre “Dibuja una casa”. Al volver a La Plata, el departamento al fondo de un pasillo cerca de Plaza Moreno sería la guarida para continuar aquella aventura. Una Volca Beats, el roland XPS 30, o el MoPho y una base de Ableton serían disparados para sumar poemas o letras y armar temas como “Pum pum”. Entre el pop y la electrónica con referencias a Kraftwer o The Do, pero constituido sobre un imaginario entre onírico y crítico de las estructuras opresivas del sistema, el dúo se daría libertad para obtener su propia búsqueda. Quizá sobren las etiquetas y de eso se trate: dejar atrás “viejas máscaras” y encontrar una salida. De allí “Constelar la fuga”, nombre del encantador primer disco de Piscis Vicius.

Integrante de Isla una y de Laika otro, Barreña reflexiona sobre las modalidades de composición: “Con la banda por ahí una lleva una canción, una estructura o un pedazo de algo y todas nos ponemos a desordenar y en conjunto armamos un tema. Por ahí es clásica. Con Piscis nos ponemos a tocar y con una poesía o una base que tira Adri, sale algo. Es más volada la forma de componer”. De hecho el disco se compuso a la par de la grabación. Fue sobre esas “maquetas” que luego se grabaron voces en lo de Francisco Barreña o trabajó el productor Lucas Garzón.

A raíz del próximo single, Barreña se refiere a “la temática de la banda: repensar la locura, el sistema de salud… De romper todo el tiempo y buscar siempre un hueco por donde fugarse del sistema. En su momento Adrián había escuchado algo sobre una constelación en la calle. Para nosotros significa una conexión en muchas personas sin que se conozcan y un levantamiento”. E intenta explicar el modo en que eso se plasma líricamente: “Se trata más de palabras evocativas que narrativas. Una sensación, un clima, una textura. Aunque a veces se dice palabras contundentes. Jugar con la musicalidad de las palabras, los golpes de efecto de alguna frase, repetirse”. Muchas veces se entremezclan con “inserts”

Si bien “en vivo a veces nos colgamos diez minutos improvisando”, rescata el tono cancionero: “Es muy canción y muy pop porque venimos de bandas de rock y a la hora de componer está en la esencia. Después se dan estos juegos que improvisamos en el momento cosas. Pero los temas pueden ser tranquilamente una canción de fogón”.

Recientemente se editó “Chico Chica”, que es “parte de una película que queremos hacer y que tenemos la mitad filmada. Entre amigos, con bajo presupuesto… Una especie de mediometraje con todo el disco. Queremos seguir filmando si salimos de esta cuarentena y hacer mucho hincapié en lo audiovisual… porque nos copa”.