«Fernanda Raverta: la camporista de raíz montonera que se quedó con la Anses». Esa fue la presentación que a través de las redes sociales hizo el diario La Nación sobre la flamante titular de la Administración Nacional de Seguridad Social que reemplazó a Alejandro Vanoli, quien ayer dejó el gobierno tras una reunión con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. 

El reacomodo en los gobiernos nacional y provincial se dio en dos puestos clave vinculados a la contención social, cuyas funciones se multiplicaron con la cuarentena y sobre los cuales pesan casi todas las miradas por la profundización de los problemas socioeconómicos en medio de la pandemia. 

La salida de Raverta del gabinete de Kicillof dejó un lugar vacante que será ocupado por el diputado nacional bonaerense Andrés «Cuervo» Larroque, que, como su antecesora, compartió los años de macrismo con el gobernador en la Cámara de Diputados de la Nación. 

Fernanda Raverta es hija del empresario Mario Montoto, ex dirigente de la organización Montoneros, y de María Inés Raverta, desaparecida durante la última dictadura cívico-militar. Esa es la «raíz montonera» que le adjudica La Nación. Sin embargo, es poca la relación que la funcionaria tiene con su padre, devenido empresario de insumos de seguridad y titular de la Cámara de Comercio Argentino Israelí que, curiosamente, tuvo fuertes vínculos con el gobierno de Mauricio Macri, fundamentalmente con su ministra de Seguridad y también exmontonera, Patricia Bullrich. Montoto y Bullrich también comparten en el ámbito judicial menciones por la asociación ilícita que integraron, entre otros, el falso abogado Marcelo D’Alessio y el fiscal Carlos Stornelli. 

Raverta es fundadora de la agrupación H.I.J.O.S. en Mar del Plata y gran parte de su militancia política la hizo en La Cámpora. Es licenciada en Trabajo Social y ya estuvo vinculada a la ANSES durante el primer mandato de Cristina Fernández de Kirchner en la UDAI Puerto de Mar del Plata, cuando el organismo era dirigido por Diego Bossio. Más tarde fue electa diputada provincial y en 2015 diputada nacional, donde compartió la bancada opositora al gobierno de Mauricio Macri con Kicillof. 

Alberto y Cristina compartieron con ella el cierre de su campaña en Mar del Plata el año pasado, donde disputó la intendencia con el cambiemita Guillermo Montenegro y perdió por tres puntos de diferencia. «Tienen en Fernanda lo mejor de nuestra juventud política para hacerse cargo de lo que hace falta», había dicho en ese acto el actual presidente. En diciembre de 2019 fue presentada por Axel Kicillof como ministra de Desarrollo de la Comunidad de la provincia, cargo que ocupó hasta ayer. 

El diputado nacional Andrés «Cuervo» Larroque también fue uno de los fundadores de La Cámpora y mantiene una buena relación con Axel Kicillof, con quien compartió sus años de legislador. 

Militante peronista con un profundo compromiso con los humildes, comenzó su participación en la política cuando era estudiante en el Colegio Nacional Buenos Aires y siempre estuvo ligado a la política territorial. Antes de incorporarse a la organización que condujo con Máximo Kirchner, había fundado en 2001 el Frente Barrial 19 de Diciembre. 

Aunque siempre mantuvo un estrecho vínculo con la gestión de Néstor Kirchner y los dos gobiernos de CFK, la mayor parte de su trayectoria política estuvo vinculada a cargos legislativos y a la conducción de La Cámpora. En las elecciones de 2007 fue electo diputado nacional por primera vez. Formó parte de la bancada kirchnerista por CABA hasta el año pasado, cuando fue electo nuevamente legislador pero por la provincia. 

El flamante ministro ya mantuvo una primera reunión con el gobernador bonaerense, de la que también participó Fernanda Raverta, y, según indicó el propio Kicillof, ya comenzaron a «coordinar el trabajo de contención y asistencia en el contexto de la pandemia».