El gobierno ampliará el paquete de asistencia económica y alcanzaría los 5,6 puntos del PBI

Para el trimestre abril-junio, el gobierno nacional continuará con la ampliación de políticas de asistencia económica, social y financiera en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio. Desde que comenzaron a fines de marzo, las medidas alcanzarían en abril los 991.000 millones de pesos, mientras que para los tres meses siguientes podría llegar a 1,7 billones de pesos.

469

En el marco de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio y las de asistencia económica, social y financiera que implementó para mitigar el impacto de la cuarentena en la economía, el gobierno nacional invertiría en los próximos tres meses unos 1,7 billones de pesos, equivalentes al 5,6% del PBI. 

El dato se desprende de un informe del Ministerio de Economía en el que destaca también que Argentina es el sexto país del mundo que mayor porcentaje de su PBI destina de forma excepcional por la pandemia, detrás de Australia, Japón, Estados Unidos, Canadá y Alemania. 

El paquete de medidas analizado tiene dos grandes ejes: uno referido a la asistencia a los sectores más vulnerables y al sector productivo, y otro referido a los planes de inyección monetaria a través de facilidades financieras, como las líneas de crédito a disposición de las empresas para pagar salarios. 

El Ministerio explica que en abril la inversión alcanza el 3,3% del PBI, con 351.444 millones de pesos (1,2% del PBI) que corresponden al paquete fiscal de emergencia y 640.014 millones (2,1% del PBI) del programa de facilidades financieras. 

Entre abril y junio esa cifra pasará a representar el 5,6% del PBI, y la inversión llegaría a los 1,7 billones de pesos: poco más de un billón corresponde al paquete fiscal, al que se adicionan los 640.000 millones de facilidades financieras. 

Además, el informe destaca otros aspectos que no fueron incluidos pero que sumarían aún más a la relación de la inversión extraordinaria con el PBI, como la infraestructura hospitalaria y del sistema de salud en general. «No se computan como ayudas extraordinarias, que podrían temporalmente sumar a una relación porcentual/PBI, porque son gastos habituales del presupuesto que reflejan un compromiso de la sociedad con la perspectiva de un estado de bienestar». 

El cálculo del Ministerio también añade que si al gasto extraordinario se le suman las partidas habituales que garantizan un piso de ingresos, como la Asignación Universal por Hijo, por Embarazo, jubilaciones, pensiones, entre otras, el número para abril-junio llegaría a representar un 7,7% del PBI, o 2,3 billones de pesos.