En un contexto de crisis sanitaria y aislamiento social, con la actividad médica destinada casi de manera estricta a la pandemia del COVID-19, la Organización Mundial de la Salud calificó el aborto legal como un servicio esencial, medida que fue ratificada por el gobierno nacional y Provincia, que dejaron en claro que este derecho no puede verse interrumpido y debe ser atendido de forma urgente al igual que la entrega de métodos anticonceptivos.

Esto fue reiterado este martes por el Fondo de Población de las Naciones Unidas, que aseguró que en el actual contexto podrían incrementarse de manera exponencial los embarazos no deseados. Según detallaron desde el organismo, «47 millones de mujeres podrían perder su acceso a anticonceptivos, provocando 7 millones de embarazos no planeados en los próximos meses a nivel mundial».

Desde Nación tomaron nota. «Este informe ratifica que el acceso a métodos anticonceptivos y servicios de salud reproductiva son prestaciones esenciales, y la importancia de garantizar el acceso a estas prestaciones. En Argentina la interrupción legal del embarazo (ILE) es una prestación de urgencia sensible, al tiempo que hay que garantizar, y se están priorizando», dijo a Télam Valeria Isla, directora nacional de Salud Sexual y Reproductiva, tras conocer el documento.

El gobierno nacional se encuentra redoblando esfuerzos y articulando con las provincias, en busca de que se garanticen ambas prestaciones y que el COVID-19 no sea un impedimento ni excusa de objetores de conciencia para obstaculizar la práctica del Protocolo ILE. Isla se comunicó con representantes provinciales para brindar las recomendaciones y buscar que se garanticen estos derechos, con Salta, Buenos Aires, Jujuy, Chubut, Entre Ríos, CABA y Santa Fe ratificando la necesidad de que tanto los anticonceptivos como el aborto legal sean accesibles.

En provincia de Buenos Aires, en tanto, buscan asegurar la práctica al tiempo que toman los recaudos necesarios. Recomiendan llamar al 0800-222-3444, donde habrá asesoramiento al respecto, se brindarán las indicaciones necesarias y se derivará a un centro de salud cercano donde se garantice la práctica.

Vale recordar que en Argentina la ILE se aplica desde 1921 cuando el embarazo es producto de una violación o cuando la salud o la vida de la persona gestante corre riesgo. Anualmente se realizan en todo el país entre 370.000 y 522.000 abortos legales, según números del Protocolo para la atención con personas con derecho a la ILE del Ministerio de Salud nacional.

Un brazo fundamental para la garantía de este derecho son la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, mediante las consejerías, y las Socorristas en Red, que brindan asesoramiento para la práctica de abortos y que el año pasado acompañaron a 12.575 personas gestantes.

Según detallaron a Contexto desde la Colectiva Bravas, parte de Socorristas en Red de la regional La Plata, Berisso y Ensenada, los llamados a su número (0221 418-8094) para pedir ayuda no han mermado por la cuarentena. «Registrando más angustia, mayor duración de la llamada y búsqueda de estrategias, con gente escribiendonos al Instagram, al Facebook o al mail (lpsocorristas@gmail.com) porque no pueden hablar por teléfono, porque quizá están pasando la cuarentena con una persona que no acompaña la decisión o incluso es violento. Tenemos muchisimos casos así», explicó María del Carmen Álvarez, de Colectivas Bravas.

Al mismo tiempo, desde Socorristas destacan que en este contexto de aislamiento los sectores antiderechos también tejen estrategias para impedir los abortos legales, hostigando a las mujeres y personas gestantes, al tiempo que por internet se venden medicamentos o tratamientos a precios exorbitantes, los cuales son riesgosos y en muchos casos directamente no se entregan, convirtiéndose en una estafa.

«Para acceder a un aborto seguro lo que se necesita es información correcta», destacó Álvarez. En este marco, el trabajo militante de Socorristas se basa en brindar información y tejer redes con las Consejerías, para que no haya impedimentos a la hora de realizarse un protocolo ILE. Buscan garantizar la circulación y los turnos, rastrear ecógrafos –con la cuarentena los centros de diagnostico también cerraron y las consejerías no cuentan con propios–, y que mediante el asesoramiento los profesionales brinden el acceso al misoprostol que hoy Provincia garantiza.

«Las consejerías lo están atendiendo como una urgencia. Si vas a cualquier centro de salud, no. Las consejerías son parte de la Red de Profesionales y siguen garantizando el acceso al derecho», destacó Álvarez.

Centros ILE libres de COVID-19

Desde la Red de Profesionales, con el apoyo de Socorristas y la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentaron una iniciativa ante la Coordinación Regional de Salud Sexual y Reproductiva – Región XI provincia de Buenos Aires para crear en la región un centro de salud para la realización de ILE en contexto de emergencia sanitaria.

Basándose en espacios similares que funcionan en Moreno y Tigre, el objetivo es que este centro cuente con todos los protocolos de seguridad e higiene en el marco de la emergencia sanitaria, ecógrafo, misoprostol y disponibilidad de métodos anticonceptivos. La idea es que sea accesible con transporte público y que tenga capacidad de funcionamiento en días y horarios fijos y una línea telefónica, así como que se garantice la difusión del espacio.

«La propuesta es crear un centro interjurisdiccional entre La Plata, Berisso y Ensenada, porque lo que empezó a pasar es que las personas que ejercen la medicina general están siendo afectadas para la atención de COVID-19», explicó Álvarez, quien consideró que por la afectación de profesionales «no van a poder seguir las consejerías», al tiempo que la exposición al virus puede afectar a los médicos que se dedican a ello, como en el Hospital Gutiérrez, donde gran parte del área de ginecología y obstetricia quedó aislada tras los casos de COVID-19.

«La idea es generar la mayor cantidad de estrategias y herramientas adelántandonos a lo que va a pasar», agregó Álvarez.

Según explicaron a Contexto, hoy «la gente de las consejerías» estaría dispuesta a atender en este centro, que una de las propuestas es que funcione en Centro Integral de la Mujer de La Plata, que cuenta con ecógrafo.