COVID-19: Provincia actualizó el protocolo para establecer casos sospechosos

Las actualizaciones responden a los cambios conocidos en el virus y en la situación epidemiológica del país y la provincia. Incluyen nuevos criterios para definir un caso sospechoso y postergan la toma de muestras posteriores al alta, entre otros aspectos.

725

El Ministerio de Salud bonaerense envió ayer a todos los municipios el nuevo protocolo para actuar ante la contingencia por la pandemia del COVID-19. Las modificaciones abarcan la nueva definición de caso sospechoso –que suma síntomas como la alteración del olfato y el gusto– y postergan la toma de muestras después del alta, entre otras medidas.

La guía que llegó a manos de los profesionales actualizó la primera, emitida el 6 de abril. Fue en función de los cambios en el conocimiento del virus y la modificación de la situación epidemiológica del país y la provincia, señalaron desde la cartera sanitaria. «El objetivo es tomar mejores medidas de prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de casos», sostuvieron en el comunicado.

Entre las novedades más destacadas se encuentra la nueva definición de caso sospechoso, de acuerdo con la definición del Ministerio de Salud de la Nación. Ahora incluye como síntoma la fiebre a partir de los 37,5 ºC (antes era a partir de 38 ºC) y la alteración del gusto y el olfato. Asimismo, se actualizaron los tiempos para la toma de muestras de seguimiento de aquellos pacientes que son dados de alta.

«Antes se tomaban a las 72 horas desde el momento en que el paciente dejaba de presentar fiebre, ahora la toma de esta muestra varía de acuerdo al cuadro clínico: a los diez días para aquel que está en un centro de aislamiento y a los catorce días para quien está en domicilio», afirmó la directora de Epidemiología del Ministerio de Salud de la provincia, Teresa Varela. Y añadió que esto se decidió porque «se necesitaba más tiempo para que el virus se negativice».

En el caso de los adultos mayores, se actualizaron las medidas con un protocolo específico para establecimientos donde habitan o se atienden estos grupos. A su vez, el protocolo aumenta la sensibilidad de definición de casos para las personas mayores con el fin de identificarlos lo antes posible.

También se detalla la ampliación de la red de diagnóstico, que abarca dieciocho laboratorios en territorio bonaerense adonde se derivan las muestras según la región sanitaria a la que pertenezcan.

Por último, teniendo en cuenta que se acerca la época de bajas temperaturas, desde el Ministerio indicaron a los efectores del sistema de salud hacer énfasis en el estudio por laboratorio de los virus estacionales.