Por Pablo Pellegrino

Luego de las reuniones que mantuvo esta semana con distintos jefes comunales del oficialismo y la oposición, el gobierno bonaerense decretó la creación de un fondo de asistencia especial ante la caída de la recaudación de los municipios por el aislamiento social, preventivo y obligatorio. 

A través del Decreto 264/20, la Administración de Axel Kicillof dispuso la creación del denominado Fondo Especial de Emergencia Sanitaria para la Contención Fiscal Municipal y anunció la transferencia inmediata de 1.000 millones de pesos iniciales que se distribuirán a través del Coeficiente Único de Distribución (CUD). 

El texto de la norma faculta al Ministerio de Hacienda como autoridad de aplicación para el reparto de los recursos que alcanzan los 8.000 millones de pesos y podrán extenderse hasta los 12.000 millones, los que serán destinados a financiar el pago de salarios municipales y el normal funcionamiento de las Administraciones locales. 

Los recursos estarán integrados por fondos de Rentas Generales de la Provincia, Aportes del Tesoro nacional y otras fuentes que determine el Ministerio que conduce Pablo López. Asimismo, serán reembolsables pero sin costo de financiación, y los intendentes podrán negociar con el Ministerio que se descuente de los recursos coparticipables que le correspondan a cada uno, una vez que se recupere la recaudación local. Aunque el plazo de devolución se evaluará en cada caso, la norma destaca que se establecerá un cronograma de pago a partir de los tres meses de girado el dinero. 

El decreto señala que «la crisis sanitaria, económica y social impacta sobre el normal funcionamiento de las administraciones provincial y municipal, que se ven en la necesidad de atender mayores demandas de gastos en un contexto de caída de la recaudación de tributos en los tres niveles de gobierno». 

«En consecuencia, resulta indispensable tomar medidas para sostener las finanzas municipales, a través de herramientas específicas que posibiliten a las comunas atender su normal funcionamiento y, a la vez, cubrir las necesidades ocasionadas por la pandemia de COVID-19», agrega. 

Durante las dos reuniones que mantuvo el martes con jefes comunales del oficialismo y la oposición, Kicillof había adelantado que Provincia ayudaría a los municipios que enfrentan problemas para solventar sus gastos por la merma en la recaudación. «El gobierno provincial obviamente va a ayudar a todos los municipios, y ya lo estamos instrumentando. La idea es que las prestaciones básicas municipales, aunque haya caído la recaudación, se puedan cubrir con asistencia provincial», había dicho. 

Por otro lado, el gobernador se reunió el miércoles con el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, con quien dialogó sobre el tema y analizaron la posibilidad de acceder a un mayor financiamiento por parte de Nación que sirva para paliar la situación fiscal de los gobiernos distritales.