Kicillof adelantó que esta semana enviará a Nación una propuesta sobre la “cuarentena administrada”

Ante el nuevo panorama trazado por el presidente Alberto Fernández respecto de la continuidad de las medidas de aislamiento social, el gobernador bonaerense explicó que se reunirá con especialistas para evaluar cómo seguirá en cada distrito. Durante una recorrida por la planta de Dánica, señaló: “No podemos darnos el lujo de perder fuentes de trabajo, menos en los sectores que pueden seguir produciendo”.

696

Durante la semana pasada, la planta de Dánica en Llavallol cerró sus puertas por un conflicto entre la empresa y los trabajadores en medio de un proceso preventivo de crisis que quedó trunco en enero de 2020. Luego de la intervención de las carteras laborales de Nación y Provincia y el Ministerio de Producción bonaerense, el directorio de la empresa y los trabajadores acordaron continuar con la producción mientras que paralelamente continúan las negociaciones con intervención de los Ministerios. 

En ese marco, el gobernador Axel Kicillof visitó hoy la planta abocada a la producción de margarina Dánica y destacó la interrupción del conflicto. “No podemos dejar que se pierdan fuentes de trabajo que en el marco de la cuarentena tienen la posibilidad de seguir haciéndolo”, manifestó. 

El rubro alimenticio es uno de los que está exceptuado del decreto presidencial que declaró el aislamiento social preventivo y obligatorio hace casi un mes. “Los conflictos y las discusiones no están resueltas, pero la fábrica está produciendo”, remarcó el mandatario provincial, y añadió: “No puede ser que en medio de una situación tan compleja no contemos con este tipo de productos”. 

Más temprano, Kicillof había mantenido una reunión con jefes comunales de la oposición y continuará durante los próximos días con todos los intendentes bonaerenses con el foco puesto en la denominada “cuarentena administrada” que anunció Alberto Fernández durante el fin de semana largo. 

Bajo la nueva modalidad, el gobierno Nacional busca focalizar los lugares y regiones que ameriten una mayor rigidez en los controles y los que puedan comenzar a exceptuar algunas actividades económicas de la obligatoriedad de la cuarentena. 

Durante la recorrida por la planta de Dánica, uno de los que participó fue el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que adelantó que en su territorio los controles serán aún más rígidos. Lo esperable es que esa decisión se replique en todos los municipios del Conurbano y se estudie la especificidad de muchos pueblos del interior bonaerense que hasta el momento no reportan casos positivos ni sospechosos para coronavirus. 

“Mañana vamos a tener una reunión con expertos de la Provincia de Buenos Aires y en base a lo que nos digan ellos sumado al diálogo con los intendentes elevaremos una propuesta”, indicó Kicillof. 

El gobernador explicó que posiblemente sea el jueves el día en que funcionarios de su gobierno se reúnan con Jefatura de Gabinete y el Ministerio del Interior para dar detalles de la propuesta y esperar la confirmación de Nación. 

A pesar del estudio pormenorizado de cada realidad en los 135 municipios, Kicillof aclaró que los controles serán más estrictos.