Luego de que se diera a conocer la noticia de que un cooperativista de la ciudad contrajo COVID-19, y que las autoridades municipales no tomaron los recaudos con el resto de los trabajadores del barrio de Villa Elvira, el abogado Darío Luis Witt, residente de La Plata, denunció penalmente a Julio Garro para que la Justicia «evalúe si la Municipalidad y su Delegación correspondiente, desde el Intendente hasta los funcionarios que correspondan, han incurrido en la comisión de Delitos Contra la Salud Pública que hayan provocado la transmisión de enfermedades contagiosas a toda la población, ya no solo de Villa Elvira, sino también otros barrios de La Plata».

El hecho se dio a conocer a comienzos de la semana, cuando la hermana de un integrante de la cooperativa municipal de la delegación de Villa Elvira denunció en las redes sociales que, luego de recibir resultado positivo de COVID-19, su hermano no tuvo la contención necesaria por parte del Municipio. En el video, viralizado por la familia y vecinos del barrio, la joven señala además que los compañeros de trabajo del cooperativista afectado tampoco fueron aislados y continuaron trabajando sin los insumos de prevención necesarios.

Desde que comenzaron las medidas de aislamiento, los trabajadores cooperativistas de la Municipalidad denunciaron en más de una oportunidad que el municipio entrega escasos insumos de prevención para quienes deben continuar con las tareas de limpieza de la ciudad por ser servicios esenciales.

La Plata cuenta actualmente con catorce personas afectadas por COVID-19 y 88 casos sospechosos. Un número relativamente controlado si se compara con la cantidad de habitantes. Sin embargo, tal como indica la denuncia penal, «la localidad de Villa Elvira cuenta con más de 100.000 habitantes según el último Censo poblacional y es el barrio más numeroso de la Ciudad de La Plata». Por eso, el denunciante indica que «deben tomarse las medidas URGENTES», «para que cese este foco de potencial contagio de manera inmediata. Ya que desconocemos qué cantidad de integrantes de los trabajadores de las cooperativas de trabajo se han contagiado de esta peligrosísima enfermedad que tiene en vilo al mundo en su totalidad».

El abogado denunciante agrega como una preocupación más que «la Ciudad es el centro administrativo de la Provincia de Buenos Aires y circulan personas de toda la Provincia, siendo los potenciales afectados un número de personas que de solo pensar que haya ocurrido estaríamos ante una real zona de catástrofe».

Por último, exige que «se investigue y se resuelvan medidas para que se determine si se han cometido delitos contra la salud pública por parte de los funcionarios».