Tras reunirse con los gobernadores, Fernández refuerza las medidas de cuarentena en el conurbano y CABA

"El otro día escuché a un infectólogo que dijo que esta cuarentena salvó cientos de vidas. Estamos a mitad de camino", dijo el presidente tras el encuentro.

903
Foto: Télam

Luego del encuentro con los gobernadores y gobernadoras, así como con intendentes e intendentas del conurbano bonaerense, el presidente de la nación ratificó la continuidad de la cuarentena obligatoria y pidió medidas más estrictas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde esperan el pico más fuerte.

Tal como había adelantado Contexto, este martes el jefe de Estado tenía un encuentro clave para determinar los pasos a seguir. Junto con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, Fernández mantuvo una larga videollamada con las y los mandatarios provinciales para determinar las condiciones de la continuidad de la cuarentena. Previamente, su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto con los ministros Ginés González García (Salud), Matías Kulfas (Producción) y Claudio Moroni (Trabajo), había mantenido un encuentro con representantes de la CGT y la UIA, dos sectores que piden flexibilizar la cuarentena para reactivar la economía.

En este contexto, el presidente buscó el apoyo de las y los gobernadores a fin de mantener el aislamiento, y pidió a la ministra de Seguridad de la nación, Sabina Frederic, reforzar los controles para evitar la circulación en las calles, que los últimos días se vio incrementada. «Me pareció que podría haber cierto relajamiento y yo lo que necesito es que la gente no circule. Por ejemplo, en los colectivos no debería haber más de seis personas», puntualizó Fernández.

«Acá no hay ningún levantamiento de la cuarentena, vamos a ver algunas actividades puntuales, pero en Buenos Aires y en el Área Metropolitana la cuarentena va a ser más estricta», ratificó. «No se va a flexibilizar. Solo vamos a ver algunos casos puntuales. Pero en los grandes centros urbanos vamos a ser mucho más estrictos», aseguró.

Respecto al impacto financiero de la cuarentena, Fernández ratificó su postura. «Lo que más me preocupa es la salud de los argentinos. Eso no quiere decir que no me preocupe la economía. Ahora necesito que se cuiden y les garantizo que voy a hacer todo lo necesario para que las empresas no cierren ni dejen sin trabajo a los argentinos», aseguró en una entrevista a Canal 13.

Más allá del refuerzo en el AMBA, Fernández aseguró que «los cambios serán ínfimos» en la cuarentena: las oficinas estatales estarán cerradas, al igual que las escuelas. «Si un chico termina el colegio seis meses más tarde, esto no es un problema; lo que sería un problema es que un chico circule y contagie a sus abuelos», explicó, y aseguró que seguirá dialogando con mandatarios provinciales para ver qué pasará en sus territorios.

Se estima que la decisión oficial sea informada por el presidente durante el fin de semana, previo al 13, cuando finalice la primera etapa de esta cuarentena. Fernández espera comunicarse previamente con el comité asesor de expertos, quienes le informarán cómo evalúan los contagios.

«El otro día escuché a un infectólogo que dijo que esta cuarentena salvó cientos de vidas. Estamos a mitad de camino. No hemos logrado nada. Se aplanó la curva y el contagio va a ser más lento. Lo que hemos logrado es preservar la vida de muchos argentinos. Tenemos que decirlo para tener la fuerza necesaria para seguir adelante», sostuvo Fernández.