Los docentes y auxiliares que no pudieron tomar horas por la suspensión de clases recibirán el pago de unos 10.000 pesos

Así lo tiene decidido el gobierno provincial. Quienes reciban la remuneración quedarán a disposición de las autoridades educativas para realizar tareas en el marco de la emergencia por la pandemia.

776
Axel Kicillof, Agustina Vila

Según trascendió esta mañana, el gobierno de la provincia de Buenos Aires, desde su cartera en materia educativa, tiene decidido abonar el salario a unos 27.000 docentes y auxiliares que, en el marco del aislamiento social obligatorio, no pudieron conseguir horas.

El anuncio lo realizará a la brevedad el gobernador Axel Kicillof y, según informaron desde la Dirección de Cultura y Educación, no se tratará de un subsidio sino de un pago por una prestación. Quienes accedan a los haberes quedarán afectados a lo que dispongan las autoridades educativas distritales. Los maestros, al operativo de «continuidad pedagógica a distancia» y los porteros a la limpieza y la entrega de alimentos. El promedio del pago rondará los 10.500 pesos de bolsillo, con aportes y obra social.

El salario no será compatible con otra remuneración estatal o privada. Tampoco con el Ingreso Familiar de Emergencia, haberes jubilatorios u otro plan de sostenimiento del ingreso.

El número final de beneficiados dependerá de cuántos se anoten o cumplan los requisitos. La medida abarcará a los docentes de los tres niveles, pero luego comprenderá a los del FinEs.

Será una afectación de diez horas semanales para los docentes y quince para los auxiliares. Aunque están incluidos quienes estaban en los listados oficiales de 2019, los interesados deberán hacer una reinscripción o validación en el sitio del Ministerio.