El aislamiento social establecido por el gobierno provocó una fuerte caída de la actividad económica que impacta en el empleo. Por eso, ayer el presidente Alberto Fernández y la cúpula de la CGT definieron conformar un comité de crisis junto con empresarios y especialistas sanitarios donde se definirá qué sectores productivos retomarán su actividad una vez finalizada la cuarentena el 13 de abril.

Cómo generar mecanismos en el funcionamiento del transporte público para evitar aglomeraciones y la posibilidad de realizar turnos rotativos en la obra pública fueron posibilidades que deslizaron los sindicalistas en la conferencia de prensa posterior a la reunión con Fernández, ayer por la tarde en la quinta de Olivos.

Allí estuvieron los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, y los líderes sindicales José Luis Lingieri (Obras Sanitarias), Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (UOCRA) y Antonio Caló (UOM). Los gremialistas destacaron el decreto presidencial que prohíbe despidos por dos meses.

«Se habló de la posibilidad de ir retomando tareas después de Pascuas», indicó Héctor Daer. «Conversamos sobre la preocupación que tenemos sobre la cuestión sanitaria y también sobre cómo ponemos en coordinación con los trabajadores, los empresarios y el Estado para ir elaborando la salida paulatinamente, protegiendo a los trabajadores y generando condiciones para regresar al trabajo», amplió Daer.

En los días previos habían hecho pública su preocupación por los efectos del parate en el empleo, y en ese sentido proponen liberar al menos parcialmente algunas actividades.

Gerardo Martínez, de la UOCRA agregó que en «los próximos días se va a constituir una mesa de diálogo con trabajadores, empresarios y sanitaristas para ver de ahí en más cómo se puede realizar una apertura gradual para distintas actividades, sin olvidarnos del cuidado de la salud de los trabajadores».

Tras la reunión, Alberto Fernández hizo lo propio con dirigentes de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) y de la Unión Industrial Argentina (UIA), con quienes también evaluó cómo instrumentar el regreso paulatino al trabajo. El titular de la UIA, Miguel Acevedo, advirtió durante la semana que «solo el 20% de la industria» está funcionando por la cuarentena, «con problemas logísticos y de insumos».