Macri terminó su mandato con 35,5% de pobres

Al finalizar 2019, el 35,5% de la población quedó por debajo de la línea de pobreza y el 8% en la indigencia, indicó el INDEC. Son los peores registros tras la crisis de 2001. Más de la mitad de les niñes son pobres (52,3%).

314

El año 2019 cerró con el 35,5% de la población argentina en condiciones de pobreza y el 8% en la indigencia, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Es el peor registro desde la salida de la crisis de 2001. Esto implica que, en los 31 aglomerados urbanos del país, el gobierno de Mauricio Macri dejó por debajo de la línea de pobreza a 9.936.711 personas y a 2.236.739 en la indigencia.

En la comparación interanual, tras devaluaciones y saltos inflacionarios, la pobreza aumentó 3,5 puntos porcentuales, mientras que la indigencia avanzó 1,3. Con respecto al primer semestre de 2019, el instituto estadístico señaló que «los indicadores mostraron un estancamiento de la pobreza (+0,1 p.p.) y un aumento de la indigencia (+0,3 p.p.)».

Los niveles de pobreza e indigencia se miden en función de la capacidad de los hogares de acceder a la canasta básica alimentaria (CBA) y la canasta básica total (CBT), que incorpora otros bienes y servicios, mediante sus ingresos monetarios.

En el segundo semestre, el ingreso familiar promedio de los hogares pobres fue de 22.023 pesos, mientras la CBT promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los 36.575 pesos, por lo que la brecha se ubicó en 39,8%, indicó el organismo. Ese fue el motivo por el que empeoró la situación entre los ingresos y la CBT de las personas bajo la línea de pobreza.

Hay que destacar la situación de niñes y adolescentes, ya que más de la mitad son pobres (52,3%).

A nivel geográfico, las mayores incidencias de la pobreza se observaron en las regiones Noroeste (NOA) y Noreste (NEA), y las menores, en las regiones Pampeana y Patagonia.

En el Gran Buenos Aires se verificaron diferentes evoluciones. Por un lado, la incidencia de la pobreza en las personas disminuyó 0,8% en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires respecto del primer semestre de 2019. Pero en los partidos del Gran Buenos Aires se observó un aumento de 0,7%, y alcanzó el valor máximo de la serie (40,5%).