Crece el descontento en los sectores más vulnerables por el manejo de Garro frente a la pandemia

Las organizaciones sociales y referentes de distintas entidades manifestaron su descontento con el modo en que la Comuna afronta la emergencia sanitaria. La falta de consulta y restricciones a los pedidos de auxilio se repiten a diario en la capital bonaerense.

433
Foto: 0221.com.ar

Desde la irrupción de la emergencia sanitaria provocada por el avance del COVID-19 son varios los sectores que comenzaron a manifestar sus críticas hacia el manejo de la situación en La Plata que encabeza la gestión de Julio Garro. La ausencia de recursos en los sectores más vulnerables, la exclusión de asociaciones civiles y organizaciones sociales en la toma de decisiones y la falta de claridad en el financiamiento de un plan de contingencia son algunos de los principales señalamientos al intendente platense.

Desde hace semanas, la falta de provisión de alimentos y artículos de higiene fue el primer punto que comenzaron a denunciar las organizaciones sociales que realizan trabajo comunitario en los múltiples barrios de la periferia platense. A ello se suma la carencia de campañas de prevención concretas. No solo la propagación de COVID-19, sino también la presencia de dengue persiste como una de las principales preocupaciones.

Según las entidades que, después de un primer rechazo, lograron ser incluidas en el Comité de Emergencia conformado por la Comuna, la partida de bolsones de alimentos para los quinientos comedores de la ciudad es «totalmente insuficiente». Las críticas están abordadas no solo en el plano de abastecimiento de mercadería, sino también en la grave crisis de pobreza y desocupación que se profundizó en los últimos años.

«Lamentablemente esta gestión sigue sin entender la grave situación que se vive en los barrios populares de la ciudad, no solamente por la escasa mercadería que han adquirido, sino por no considerar a las organizaciones sociales en un abordaje más integral, desde un enfoque social pero también desde el punto de vista sanitario y económico del drama que generan el dengue y el coronavirus», expresó Cristian Medina, referente de Somos-Barrios de Pie en la región La Plata-Berisso-Ensenada.

Asimismo, la gravedad del COVID-19 también impacta en la crisis habitacional y la población que persiste en situación de calle. Según informaron a Contexto diferentes agrupaciones abocadas al trabajo en el sector, la Comuna no avanza en la habilitación de un predio cedido por Cáritas y firmado por convenio con el Municipio. La falta de recursos humanos y elementos básicos, como camas, colchones, utensilios, elementos de cocina y limpieza, son los obstáculos que permanecen sin ser atendidos.

«En algunas viviendas de los barrios de La Plata no hay ni jabón. No estamos hablando de alcohol en gel. Eso no se resuelve solo con medidas económicas, eso requiere un abordaje integral, acompañamiento profundo. Hoy no hay personal ni guardias de niñez en La Plata, por ende, ni siquiera se piensan políticas públicas en ese punto», dijo a Contexto Rosario Hasperué, integrante del Foro por la Niñez, sector que advirtió sobre la situación de los miles de niños y niñas de los sectores más relegados.

Desde el sector político, en tanto, se pronunciaron sobre la necesidad urgente de disponer de todos los recursos económicos posibles para agilizar el tratamiento urgente de estos problemas.

Hay una «necesidad imperiosa de disponer de todos los fondos posibles para enfrentar con celeridad y eficiencia la crisis socio sanitaria derivada de la propagación del COVID-19 en nuestra ciudad», manifestó el bloque de concejales platenses del Frente de Todos a través de un comunicado. En este sentido, los ediles sostienen que «resulta necesario que el Municipio articule enérgicamente con las políticas proactivas que está implementando el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof».