Sin despidos por sesenta días

Así lo decreta la norma sancionada ayer por el gobierno de Alberto Fernández.

423

Con un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) publicado a última hora de ayer en un suplemento del Boletín Oficial, el presidente Alberto Fernández dispuso la prohibición por sesenta días de los «despidos sin causa justa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor» y las «suspensiones por causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo».

Previamente, el gobierno había lanzado un paquete de medidas de asistencia a las pymes mediante el cual asume el pago de parte de los sueldos y reduce contribuciones. La medida había sido anunciada luego de la videoconferencia que mantuvo el presidente con los intendentes de la provincia de Buenos Aires.

«Resulta indispensable garantizar la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable, en aras de preservar la paz social y que ello solo será posible si se transita la emergencia con un Diálogo Social en todos los niveles y no con medidas unilaterales», indican los fundamentos del DNU, y agrega que decisiones contrarias no serían «más que una forma de agravar en mayor medida los problemas que el aislamiento social, preventivo y obligatorio procura remediar».

El decreto establece, además, que «los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto» en la norma «no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales».