Freno a los despidos en Techint: el gobierno nacional dictó la conciliación obligatoria

El Ministerio de Trabajo de la nación dictó la conciliación obligatoria en el conflicto que mantiene el gigante del acero con los 1.500 despidos de obreros de la construcción afectados a obras que frenaron por la pandemia. Esta mañana el presidente cuestionó la actitud de la empresa: "Has ganado tanta plata en tu vida, tenés una fortuna que te pone entre los más millonarios del mundo; hermano, esta vez colaborá". 

556

Luego de los cruces con el gobierno nacional por el despido de 1.500 trabajadores de la construcción en el marco de la pandemia mundial y la cuarentena decretada en Argentina, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto que la empresa privada más grande del país, Techint, mantiene con obreros de la UOCRA por la paralización de obras. 

Días atrás, el gremio denunció que la empresa despediría a unos 1.450 trabajadores. La medida, justificó el holding, se mantendría hasta fin de la cuarentena preventiva y luego se reincorporarían. 

Según el convenio colectivo de trabajo de los obreros de la construcción, las empresas tienen la posibilidad de tramitar el despido una vez que se concluye la obra. En este caso, el argumento utilizado por Techint fue la paralización de las obras en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio que ayer Alberto Fernández anunció que se extenderá hasta el 12 de abril. 

Las críticas del gobierno llegaron por parte del propio presidente durante la mañana del domingo, cuando calificó como «miserables» a los empresarios que despiden trabajadores en este contexto. Más tarde, durante el mensaje que emitió para anunciar la prolongación de la cuarentena, señaló: «No podemos en semejante crisis desamparar a alguien dejándolo sin trabajo. De lo que se trata, para muchos de esos empresarios, es de ganar menos, no de perder. Bueno, muchachos: les tocó la hora de ganar menos». 

El caso de Techint es especialmente importante para el gobierno, ya que se trata del holding empresarial privado más grande del país y su decisión podría extenderse a otros sectores. «Es una empresa muy reservada y cuando hace apariciones públicas, como esta, tiene una finalidad política. Esto no tiene disimulo, son 1500 personas en un contexto político muy delicado y con instrumentos disponibles para poder sortear la situación», indicaron voceros del gobierno al diario Página/12. En esa línea, analizaron que la intención del grupo empresarial es la de relajar las restricciones a la circulación, ya que las obras de construcción privadas no fueron exceptuadas en el decreto que establece la cuarentena. 

Esta mañana, funcionarios de la cartera laboral mantuvieron contacto por teleconferencia con representantes de la empresa y luego del encuentro virtual se dictó la conciliación obligatoria que impide, por un lapso de dos semanas, los despidos.