En medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, con las compras alimentarias como una de las excepciones para salir, en las pizarras de las verdulerías las últimas semanas se observa una importante alza en los precios de frutas y verduras.

Según datos aportados por la asociación Consumidores Libres, encabezada por Héctor Polino, en las últimas dos semanas las frutas y verduras registraron aumentos que en líneas generales son entre el 30 y el 40%. La banana, los cítricos, el tomate, la papa, la cebolla y la zanahoria fueron los productos que se dispararon más.

la bolsa de papa en el Mercado Regional rondaba antes de la cuarentena entre los 270 y 280 pesos, y ese día pasó a costar entre 450 y 500 pesos. 

Según detallaron desde Tierra Verde, organización que vende bolsones de verduras y frutas a precios populares, el viernes que comenzó a funcionar el aislamiento obligatorio empezó a registrarse una fuerte alza. A modo de ejemplo, la bolsa de papa en el Mercado Regional rondaba antes de la cuarentena entre los 270 y 280 pesos, y ese día pasó a costar entre 450 y 500 pesos. 

Otros productos aumentaron a los días. Ya para el miércoles, cuando volvió a abrir el Mercado, «vimos aumentos del 40%, 50% y en algunos casos hasta un 70%, y siguen en escalada», explicaron en diálogo con Contexto desde Tierra Verde, quienes detallaron que también se encuentran con escasez de productos.

En este marco, y con el Mercado abriendo menos días, los verduleros se abastecen a precios elevados y en cantidad ante el miedo a quedarse sin mercadería. Los precios después se ven reflejados en las góndolas.

La explicación a esta situación tiene muchas aristas. En principio, algunos señalan que debido al contexto se redujo la cantidad de camiones que llegan al cordón frutihortícola de la región; por otro lado, los fletes que transportan las mercaderías ahora vuelven vacíos, por lo que «ese viaje vacío» del camión se traslada al precio final de las frutas y verduras.

Villacorta (FARC): «hoy es un lujo comerse una banana que viene de Ecuador. la banana estaba en el Mercado hoy 2.000 pesos la caja, y encima no se conseguía. Entendemos que es una fruta que no está dentro del país y que con esto de que se cierra y se bloquea todo no va a estar entrando, por lo cual lo que tenían en stock le han aumentado el precio totalmente».

Sin embargo, otros sectores hacen foco en la especulación en los diferentes eslabones. «Nosotros vemos que los precios se disparan en el mercado. Tiene que ver con diferentes factores. Algunas cosas vienen desde afuera», explicó a Contexto Néstor Villacorta, del Frente Agropecuario Regional Campesino (FARC), y ejemplificó: «Hoy es un lujo comerse una banana que viene de Ecuador. La banana estaba en el Mercado hoy 2.000 pesos la caja, y encima no se conseguía. Entendemos que es una fruta que no está dentro del país y que con esto de que se cierra y se bloquea todo no va a estar entrando, por lo cual lo que tenían en stock le han aumentado el precio totalmente».

Con la verdura, desde FARC destacaron que «no están pudiendo salir por el tema de la pandemia», y que la policía en algunos casos no los dejan circular. «Tenemos compañeros que los han hecho volver a la casas. Hay camiones que han llegado con verdura de zonas como Poblet y no les tomaron como válidas las declaraciones juradas, entonces los hicieron volver», explicó. En ese sentido, convocó a que el intendente local, Julio Garro, intervenga para que puedan trasladar la verdura.

«Toda esta situación hace que haya menos oferta en el mercado y la demanda es mucha. La gente compra por cantidad, por desesperación, por miedo, y todo eso hace que los precios suban, pero suben en el Mercado, porque en la quinta los precios siguen igual», señaló Villacorta.

En este marco, el líder de FARC señaló que deberían aumentar los controles. Destacó que hoy tampoco se consiguen huevos para la venta. «Antes prácticamente te lo regalaban, hoy no te venden más de siete cajones, lo están estoqueando, lo tienen guardado. Tiene que haber un control ahí», aseguró. 

Los mercados y sus argumentos 

La Secretaría de Comercio Interior dispuso en diferentes rubros la fijación de precios máximos al consumidor, retrotrayéndolos al 6 de marzo. Por otra parte, el flamante director del Mercado Central, Nahuel Levaggi, anunció que se publicarán en forma periódica los precios mayoristas de venta de frutas y verduras y sugerencias para los minoristas.

Desde la Federación Nacional de Operadores de Mercados Frutihortícolas de la República Argentina (FENAOMFRA) enviaron una carta a Comercio donde destacan que, más allá de querer «acompañar el llamado a la solidaridad», el transporte de mercaderías se vio complicado ante «trabas» interpuestas por municipios y provincias, que «dejaron afectada y comprometida la libre circulación de las mercaderías, generando una sensación de desabastecimiento, impactando de lleno en los mercados y en la opinión pública, que tiene niveles muy bajos de tolerancia en las actuales circunstancias a las variaciones de precios en los eslabones minoristas de comercialización».

Asimismo, desde esta entidad destacaron que la cuarentena «ha complicado la normal resolución de las tareas de cosecha, empaque y transporte por la necesaria reorganización de los trabajadores (otorgamiento de licencias en los casos previstos por el DNU)». 

Más allá de esto, desde FENAOMFRA reconocieron que «estos problemas no justifican algunos de los aumentos que se han visto en algunas centrales mayoristas, pero asumimos que estos comportamientos no son los mayoritarios».

Es así que piden la intervención a la Secretaría de Comercio y que los controles de precios que se aplicaran contemplen «las variaciones que se producen en un mercado distorsionado –por los factores explicados precedentemente– y no aplique un esquema rígido como puede ocurrir con otros productos más estables», y que «los controles y sanciones sean individuales, por empresa y/o puestero y/o productor, y no de manera grupal a un solo mercado ya que eso lo único que va a generar es desabastecimiento y empeoramiento de la economía social de muchos productores y operadores mayoristas».