De la mano de Moyano, Kicillof sumó 330 camas

En medio de la emergencia sanitaria, el gobernador firmó un acuerdo con Camioneros, que pusieron a disposición de la provincia las instalaciones del Sanatorio Antártida.

760

El mandatario bonaerense, Axel Kicillof, firmó un acuerdo con el líder de Camioneros, Hugo Moyano, titular también de la obra del sindicato, quien puso a disposición de la provincia las instalaciones del Sanatorio Antártida, con 330 camas para hacerle frente a la crisis sanitaria.

El acto fue encabezado por Kicillof, Moyano y los ministros de Salud provincial y nacional, Daniel Gollan y Ginés González García, respectivamente. También estuvieron la vicegobernadora, Verónica Magario, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el presidente de la Cámara de Diputados provincial, Federico Otermín, entre otros.

«La situación objetiva es que el sistema de salud bonaerense es insuficiente para las necesidades de habituales que tiene la provincia de Buenos Aires, ni hablar en una situación insólita e inesperada como la que enfrentamos», dijo Kicillof durante la firma del convenio. «Ya estábamos sobre una emergencia y nos cae una emergencia todavía mayor», agregó.

«El sistema tenía al 11 de diciembre problemas estructurales muy graves: falta de equipamiento, de inversión, que hacía que desbordara nuestro sistema de salud en un invierno común, con una gripe común», resaltó el gobernador. «El sistema hospitalario provincial y municipal cuenta con 1.130 camas críticas. No nos encuentra bien parados. En épocas de gripe común o bronquitis, esas camas no alcanzan. Tienen un grado de utilización que depende del momento», agregó.

En este marco, destacó el rol activo de los sindicatos y resaltó las gestiones del ministro de Seguridad, Sergio Berni. «En esas conversaciones Sergio habló con Hugo [Moyano], que le dijo ‘Tengo todo mi sistema de la obra social, pero también un sanatorio que puede contar con 330 camas críticas y está casi listo para inaugurar, equipado, pero por diferentes motivos está con las puertas cerradas'», contó Kicillof quien detalló que con el gobierno porteño se realizaron las gestiones correspondientes para que sea habilitado.

El gobernador también puso el foco en la prevención. «La cuarentena y el aislamiento son el único medio para evitar la expansión, pero las decisiones del gobierno nacional nos permitieron además contar con un intervalo de tiempo para la preparación del sistema sanitario», sostuvo.

«En cualquiera de los escenarios, las camas de terapia intensiva de la provincia y los municipios no alcanzarían. Por eso hemos tomado medidas para ampliar la capacidad de atención en nuestro sistema de salud, de todas las maneras posibles», señaló.

El convenio firmado le permite a la provincia derivar a personas infectadas con COVID-19 al flamante sanatorio, ubicado en el barrio de Caballito en la ciudad de Buenos Aires. «A partir del 1° de abril y gracias a este acuerdo, la provincia de Buenos Aires va a contar con 330 camas adicionales para atender esta situación de absoluta emergencia», resaltó Kicillof.

Por su parte, Moyano se mostró «muy agradecido» de estar «en este lugar en un momento tan importante que nos toca vivir a los camioneros. Hemos ofrecido y puesto a disposición de la provincia un sanatorio muy importante que tenemos en la ciudad de Buenos Aires. La sociedad lo necesita, lo reclama, y como trabajadores tenemos la obligación de responder a esos reclamos», sostuvo el líder sindical.