El efecto colateral del aislamiento social para frenar el avance del coronavirus en Argentina es el desequilibrio económico que se genera con el país parado. Para combatirlo, el gobierno anunciará una serie de medidas de contención, especialmente dirigidas a los monotributistas de la categoría más baja y a los sectores informales.

«A partir de mañana vamos a ocuparnos del monotributista, del taxista, de los que tienen un plan, del jornalero. Estoy previendo todos esos casos. Me preocupan muchísimo. A todos ellos, que sepan que vamos a atenderlos», sostuvo ayer Alberto Fernández en un programa de televisión.

En ese sentido, se espera que esta tarde el gobierno anuncie un Decreto de Necesidad y Urgencia que, entre varias cuestiones, frenará la posibilidad de aplicar cortes en el suministro de servicios públicos por falta de pago. La medida incluiría la luz, el gas y el agua y también la televisión por cable e Internet. Además, se prevé que se suspendan los desalojos en viviendas familiares.

Según pudo confirmar Contexto, el decreto que anunciará Fernández a las 19 hs comprende, entre otras medidas, el proyecto presentado la semana pasada por la legisladora santafesina María de los Ángeles Sacnun, en el que propuso, además, que la Secretaría de Energía no aumente «los precios máximos de referencia para la comercialización de las garrafas de GLP con destino a consumo domiciliario» e «insta a las entidades bancarias a no ejecutar hipotecas sobre créditos, créditos UVA y/u otras modalidades, sobre o con la finalidad de adquirir viviendas únicas mientras dure la emergencia declarada por la presente».

«El proyecto propone la continuidad de los servicios de luz, gas y agua suspendiendo los cortes a viviendas urbanas y/o rurales, micro PYME, cooperativas de trabajo, empresas recuperadas, instituciones de salud y a las de bien público que elaboran y distribuyen alimentos», sostuvo la senadora al presentar el proyecto en el Congreso. También agregó que considera de importancia «suspender los desalojos en viviendas familiares y ejecuciones hipotecarias».

Entre las medidas propuestas por Sacnun también se establece la protección tarifaria a pymes y cooperativas, instituciones de salud y entidades de bien público.

La legisladora consideró «prioritario que el Estado garantice la plena vigencia de los derechos humanos, económicos y sociales de los ciudadanos y ciudadanas tal como lo ha expresado nuestro presidente Alberto Fernández», motivo por el cual tuvo la iniciativa de este proyecto.

Entre los fundamentos del proyecto de ley se indica que «desde el Estado se están tomando medidas para esta situación de emergencia, que van en línea con el cuidado de la población y la defensa de la salud pública y el cuidado humanitario. Con miras a la toma de conciencia y a la ayuda a mitigar esta situación de crisis mundial es que a través de este proyecto de ley se busca evitar el corte de suministro de servicios públicos esenciales para usuarios residenciales de viviendas únicas».

Finalmente, Sacnun afirmó que «para poner a la Argentina de pie precisamos cuidarnos, ser solidarios y trabajar desde el Estado en generar circunstancias que nos permitan paliar los efectos colaterales de una serie de medidas que buscan controlar la pandemia universal del coronavirus que azota al mundo».