En medio de la emergencia por el coronavirus, Kicillof recibió a intendentes bonaerenses

El gobernador y los jefes comunales trabajaron sobre las prioridades en el marco de la emergencia sanitaria. Gollan y Vila dieron precisiones sobre la situación epidemiológica en la provincia y la continuidad educativa con las clases suspendidas. En conferencia de prensa, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, dijo que el gobierno prepara la infraestructura sanitaria "para poder dar respuesta previendo el peor de los escenarios". 

380

Por Pablo Pellegrino

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, recibió este jueves a los intendentes de los 135 distritos bonaerenses para brindarles mayores precisiones sobre la situación de la pandemia en la provincia y coordinar líneas de acción coordinadas con las medidas que día a día anuncia Nación. 

En el teatro Metro de la ciudad de La Plata, Kicillof recibió por tandas a los jefes comunales atendiendo a las recomendaciones para evitar la transmisión del virus. El gobernador estuvo acompañado por el ministro de Salud, Daniel Gollan; la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, quien luego del encuentro brindó una conferencia de prensa. 

«Les quiero pedir colaboración y contacto permanente. Tenemos que dar el ejemplo de responsabilidad y solidaridad»

«Les quiero pedir colaboración y contacto permanente. Tenemos que dar el ejemplo de responsabilidad y solidaridad», dijo el gobernador, y remarcó: «Es una situación excepcional, estamos adoptando medidas excepcionales, tomando como guía las decisiones del gobierno nacional». Además, agradeció la predisposición de intendentes y legisladores de la oposición para «conseguir la mayor coordinación posible».

Por su parte, Carlos Bianco sostuvo: «Independientemente de la comunicación que tenemos todo el tiempo, era muy necesario que los intendentes tengan un mano a mano con el gobernador», y precisó que durante la reunión el gobierno bonaerense puso al tanto de la situación epidemiológica en la provincia a los jefes comunales y los pasos a seguir. 

«La línea rectora es la del gobierno nacional», analizó el jefe de Gabinete, y destacó en la misma línea que «más allá de las cuestiones operativas que se hablaron en esta reunión, todo está sujeto a las decisiones de Nación». 

Por otro lado, el funcionario remarcó que se espera entre los meses de abril y mayo el pico de contagio, para lo cual el gobierno está preparando la infraestructura sanitaria provincial. Incluso, sostuvo Bianco, están trabajando con hoteles privados y sindicales para reforzar la cantidad de camas para tratamientos intensivos y generales y poder cumplir con el aislamiento de los pacientes. 

Por otro lado, lamentó la actitud de cientos de argentinos que en medio de la pandemia y el distanciamiento social recomendado por las autoridades sanitarias decidieron ir a destinos turísticos. «La gente tiene que entender que este es un problema de salud pública muy grave y hay que cumplir con las normas», aseguró. 

«Nadie quiere un desborde, pero tampoco podemos darnos el lujo de tomar un escenario moderado. Siempre trabajamos pensando el peor de los escenarios»

En este sentido, se refirió también al «cierre» de los accesos que se registró en distintos municipios y que fue tema de debate en el encuentro con el gobernador. Según explicó Bianco, «ni siquiera el gobierno bonaerense tiene la competencia para hacerlo», sino que es una facultad de Nación, por lo que instó tanto a los dirigentes como a la población que en varios lugares impidió el paso de los automovilistas a actuar con responsabilidad. 

«Nadie quiere un desborde, pero tampoco podemos darnos el lujo de tomar un escenario moderado. Siempre trabajamos pensando el peor de los escenarios», concluyó.