“Se están tomando medidas sin precedentes en una crisis económica mundial”, dijo el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante la conferencia en la que anunció junto a su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, una batería de medidas económicas en el marco del “parate” mundial de la actividad económica por el brote del coronavirus. 

Desde el fin de semana se sabía que el gobierno nacional trabajaba en una catarata de anuncios de carácter social, productivo y económico para enfrentar el inevitable enfriamiento económico que produjo y, probablemente, acentúe la pandemia. 

Según Guzmán, los anuncios forman parte de un conjunto de medidas “decisivas” para asegurar el funcionamiento de la economía en tiempos de aislamiento social y trabajo a distancia. “Lo que anunciamos es un conjunto de medidas que buscan garantizar el ingreso y el trabajo de las familias”, destacó el titular de la cartera económica.

Kulfas, por su parte, destacó que “es absolutamente necesario tomar medidas de emergencia en un contexto de emergencia”, y consideró que la “crisis de dimensiones poco conocidas está obligando a tomar medidas de excepción en distintos países para proteger a la población”. 

“Estamos presentes, cuidando que la producción necesaria llegue a los supermercados, que no haya lugar para los especuladores y podamos tener un Estado presente cuidando la producción y el trabajo de los argentinos”, señaló el titular de la cartera de Producción. 

Precios 

Uno de los anuncios esperados era el refuerzo de la política de control de precios que había sido anticipada en la mañana del martes por el propio presidente Alberto Fernández. “Sépanlo. Voy a poner a la AFIP, al Ministerio de Trabajo y a Defensa de la Competencia a perseguir a todo el que aumente los precios”, había dicho el mandatario en diálogo con radio Metro

En esa línea, Kulfas fue el encargado de anunciar el nuevo esquema de precios que regirá al menos por los próximos treinta días, que establecerá precios de referencia máximos para decenas de productos esenciales entre unas cincuenta categorías de bienes. El objetivo, dijo el ministro, es “evitar que posibles prácticas especulativas generen un perjuicio en el bolsillo de los argentinos y argentinas”.

Los precios para las cincuenta categorías que incluyen cientos de productos serán establecidos en base a la lista que tiene la Secretaría de Comercio Interior en el Programa Precios Claros cuya referencia será el 6 de marzo. Los comerciantes que superen el umbral de precios de esa fecha serán sancionados. 

“Vamos a cuidar con todo el rigor del caso que se penalicen estas prácticas”, dijo Kulfas, y añadió que será un trabajo reforzado por inspectores de AFIP. 

Salarios y cargas patronales

Guzmán explicó que las medidas anunciadas apuntan a “garantizar el ingreso y el trabajo de los argentinos”, y en ese marco detalló que el Estado ampliará el programa de reactivación productiva con el pago de una parte de los salarios de los trabajadores privados y eximirá del pago de contribuciones patronales a los sectores especialmente afectados por las medidas preventivas de aislamiento social, como las actividades de esparcimiento, el transporte de pasajeros, hotelería, entre otros. 

Al mismo tiempo, aumentarán el monto del seguro de desempleo como parte de los anuncios de carácter social que habían realizado antes Daniel Arroyo y Alejandro Vanoli. 

Refuerzo a la producción

Con el objetivo de garantizar el abastecimiento de la cadena comercial y los niveles de actividad, el ministro de Producción también realizó anuncios para los sectores industriales que van desde distintas líneas de financiamiento hasta políticas tributarias, de capacitación y de impulso al consumo. 

“Entendemos que hoy la industria tiene una capacidad ociosa. Esto significa que puede producir más, y estamos en diálogo permanente con la UIA y otras cámaras para aumentar la producción”, explicó Kulfas. 

“En los próximos días se dispondrá de un paquete de financiación por 350.000 millones de pesos para financiar capital de trabajo, compra de insumos y darle liquidez al sistema productivo para que la cadena no se frene”, anunció. 

También detalló que una parte de esos recursos saldrá de un inminente anuncio del Banco Central que impondrá una nueva línea de créditos a tasas del 26% para todos los bancos con esos fines. 

“El Banco Nación anunciará también créditos por 25.000 millones de pesos para productores de alimentos, higiene personal y productos sanitarios”, añadió Kulfas, y destacó también la inversión de alrededor de 3.000 millones de pesos para reactivar parques industriales y tecnológicos en distintas ciudades del país. 

Asimismo, el gobierno desarrollará políticas de apoyo técnico y financiero para empresas que tengan que ver con el desarrollo de equipamiento médico, de asistencia digital a pymes, ampliación del programa Ahora12 por un plazo de seis meses, limitaciones para la exportación de insumos médicos y aceleración de los reintegros por exportación para industriales. 

Nuevo Pro.Cre.Ar. y obra pública

Entre la batería de medidas que anunciaron los ministros de Economía y de Desarrollo Productivo, el gobierno adelantó el relanzamiento del Programa de Crédito Argentino para la adquisición de la vivienda única familiar, que sumará a su esquema tradicional una nueva línea para pequeñas refacciones y mantenimiento del hogar. En una primera etapa, se entregarán unos 100.000 créditos, según adelantó Guzmán, para la construcción de viviendas. 

Por otro lado, el ministro destacó el aumento del presupuesto para Obra Pública en el órden de los 100.000 millones de pesos (unos 1.500 millones de dólares) para apuntalar también a través de la inversión pública la actividad económica.