En línea con las recomendaciones del gobierno nacional y provincial, el intendente Mario Secco decretó la emergencia sanitaria en Ensenada y realizó un anuncio crucial: la creación de un nuevo hospital público con fondos propios de la Comuna.

El objetivo es hacerle frente al avance de la pandemia, por lo que el nuevo nosocomio atenderá casos de COVID-19, buscando descomprimir así el Hospital Cestino y el Hospital El Dique, los dos con los que hoy cuenta esa localidad.

Asimismo, la emergencia sanitaria, ya refrendada por el Concejo Deliberante, regirá por 180 días y permitirá reasignar fondos. Por otro lado, con Provincia se están ampliando las camas de los hospitales locales, según detallaron desde la Comuna.

El nuevo hospital municipal tendrá la modalidad de Centro Sanitario Municipal para la Internación de Baja Complejidad, contará con cincuenta camas y será equipado especialmente para el tratamiento de la enfermedad.

“Al momento, se están haciendo las últimas modificaciones al edificio donde funcionó un hotel y que pronto pasará a ser el nosocomio. Los trabajos los llevamos adelante con fondos del municipio, y forman parte del conjunto de medidas para prepararse ante el avance de la enfermedad”, detalló el jefe comunal.

La creación del hospital va en sintonía con una serie de medidas que viene aplicando Secco en su distrito. Luego de descartar un posible primer caso de una señora que se había presentado con síntomas en la Clínica de La Ribera, el jefe comunal aumentó la difusión de la Línea 107 y del 469-2892 y avanzó con una serie de medidas para evitar la propagación, entre ellas, controles en el puerto para evitar la presencia de tripulaciones extranjeras.