Mientras el gobierno nacional profundiza las medidas de emergencia para evitar una mayor propagación del COVID-19, el gobierno de la provincia de Buenos Aires recomendó una serie de disposiciones para aplicar en los geriátricos y residencias para adultos mayores, sector de mayor riesgo.

De acuerdo con expertos sanitarios, aconseja prohibir el ingreso de visitantes, usuarios y familiares que hayan estado de viaje en una zona de circulación viral dentro de los últimos catorce días o hayan estado en contacto con un caso confirmado o probable. También evitar las visitas de personas con síntomas respiratorios.

Asimismo, el Ministerio de Salud encabezado por Daniel Gollan indicó en un comunicado que la desinfección en este tipo de instituciones debe ser diaria, utilizando una «solución de hipoclorito sódico con una concentración al 0,1 por ciento o etanol al 62-71 por ciento». Añade que «el material utilizado debe ser desechable: introducirlo en un contenedor de residuos con tapa y etiquetado con las advertencias precisas». Sugiere también ventilar los ambientes para asegurar el recambio de aire mediante la apertura de puertas y ventanas.

En línea con las recomendaciones que dio el gobierno nacional para todos los ciudadanos, afirma que «es importante higienizar las manos sobre todo antes y después de manipular basura, desperdicios, después de comer o manipular alimentos». También «luego de haber tocado superficies públicas: mostradores, pasamanos, picaportes y barandas», e incluso «después de ir al baño y manipular dinero, llaves y animales».

Para los trabajadores y residentes de estas instituciones, recomienda «reforzar la vacunación de acuerdo al calendario nacional». «Los trabajadores con sintomatología respiratoria deberán consultar a su servicio sanitario para realizar una valoración individualizada sobre la pertinencia de la continuidad de sus actividades laborales», completa.

Asimismo, aconseja ubicar carteles informativos sobre las recomendaciones preventivas mencionadas e instalar recipientes con solución hidroalcohólica en áreas comunes.

Si a algún paciente se le detectan síntomas compatibles o por contacto, deberá permanecer el menor tiempo posible en salas de espacio común o en contacto con otros adultos mayores. Y se tomarán las siguientes precauciones: higiene de manos, uso de barbijos quirúrgicos, guantes, camisolín y protección ocular; mantener todos los espacios ventilados y desinfectar superficies. Además, se lo aislará individualmente. «Es importante tener en consideración la posibilidad de contar con un espacio donde potencialmente pueda realizarse el aislamiento hasta la derivación», recomienda la cartera educativa.

En los casos de nuevos residentes, deberán ser evaluados en el momento de su admisión en el geriátrico, cuidando de detectar que no posean sintomatología respiratoria ni nexo epidemiológico. Y en el caso de pacientes asintomáticos que posean nexo epidemiológico, su admisión estará pendiente por catorce días hasta evaluar que el paciente no desarrolle síntomas. También quedarán pendientes aquellos pacientes sintomáticos respiratorios sin nexo epidemiológico.