El juicio oral por la violación y femicidio de Emma Córdoba se hará finalmente este año, luego de la fuerte puja de Ana Laura, la otra víctima del hecho que logró sobrevivir a los ataques de Ariel Osvaldo Baéz. La instancia judicial estaba prevista para 2021, pero logró adelantarse a agosto de este año.

Los hechos se dieron en julio de 2017. Emma, estudiante de Medicina en la Universidad Nacional de La Plata, se encontraba estudiando en su domicilio junto con Ana Laura. Al abrir la puerta para dejar entrar a su mascota, Ariel Osvaldo Baéz, su vecino, ingresó a punta de pistola. Allí las golpeó, maniató, violó, apuñaló y, para intentar borrar las pruebas, intentó incendiar la casa. Emma falleció horas después, pero Ana Laura sobrevivió y logró identificarlo.

El juicio estaba estipulado para 2021, cuatro años después del crimen. Sin embargo, la presión de Ana Laura y de la familia de Emma, con pedidos concretos a la Justicia, presencia en los medios y una junta de firmas, logró que sea este año.

«Los hechos fueron en 2017 y entendíamos que era un desatino que el juicio fuera en 2021. No obstante, también es un desatino que sea en 2020: ya pasaron muchos años y la verdad que hacia finales de 2017, principios de 2018, la recopilación de la prueba ya estaba concluida y estaban todas las condiciones para que esto fuera antes», explicó a Contexto el abogado de Ana Laura, Jerónimo Guerrero Iraola.

Según detalló el letrado, el juicio comenzará el 20 de agosto y se buscará que Ana Laura, como sobreviviente, esté como particular damnificada. «Estamos pidiendo el apoyo de las organizaciones que siempre acompañan en la materia, porque hay una limitación temporal: el Código Procesal Penal dispone que hay tiempo hasta elevación a juicio para presentarse como particular damnificado. Por eso estamos pidiendo una excepción, porque entendemos que no se ponen en juego los fines del proceso ni las garantías del imputado», explicó el abogado.

En ese sentido, Guerrero Iraola explicó que Ana Laura «pidió tener un rol activo en el debate oral y público» entendiendo que ella, por lo vivido, no estuvo preparada para hacerlo. «Ahora se siente con fuerzas, con energía, y queríamos ver si podemos lograrlo», agregó.

A Ariel Osvaldo Báez se le adjudican los delitos de «privación ilegal de la libertad agravada, abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el empleo de arma, abuso sexual con acceso carnal agravado por el empleo de arma, tentativa de homicidio doblemente agravado, homicidio doblemente agravado con ensañamiento mediando violencia de género, hurto y tenencia de estupefacientes para la venta». Con las pruebas que lo involucran y el testimonio de Ana Laura, todo indica que obtendrá cadena perpetua.

Si sos o fuiste víctima de violencia de género, o conocés algún caso, comunicate de manera gratuita las veinticuatro horas a la línea telefónica N° 144, o acercate a la Comisaría de la Mujer o la fiscalía en turno de tu ciudad.