En medio del avance mundial del coronavirus y el refuerzo de medidas del gobierno nacional, la provincia de Buenos Aires implementó una serie de medidas y recomendaciones de prevención para dar respuesta al COVID-19 en sus establecimientos educativos.

Las iniciativas de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) entrarán en vigencia el próximo lunes. Por el momento, los gobiernos nacional y provincial no suspenderán las clases en ningún nivel educativo y se enfocarán en profundizar el protocolo de prevención.

El instructivo «Indicaciones para la limitación del CORONAVIRUS en los establecimientos educativos» establece la suspensión de clases en un curso en caso de haber un caso sospechoso, y la suspensión de todo el establecimiento en caso de haber un caso confirmado. Suspende además «temporalmente los actos escolares y todas las actividades educativas y/o de cualquier índole que involucren a más de un curso o sección».

El gobierno dispone a su vez el envío a todos los establecimientos educativos de un «protocolo para orientar al personal auxiliar de las escuelas en las tareas de limpieza y desinfección» y un «protocolo de higiene y cuidado personal». El primero detalla los modos correctos de limpieza, desinfección y ventilación de las distintas superficies, mientras que el segundo indica las recomendaciones más generales para evitar la propagación del virus, como lavarse las manos con jabón regularmente y estornudar en el pliegue del codo.

Para reforzar la provisión de los insumos de limpieza y desinfección, Provincia asignó a través de la Resolución Nº 2020-501 una partida presupuestaria extraordinaria de 58.878.686 pesos.

En consonancia con el Decreto provincial Nº 127-2020 del día 9 de marzo de 2020, que establece la emergencia sanitaria en la provincia, la DGCyE emitió dos resoluciones que establecen la justificación en forma excepcional de las inasistencias por aislamiento en caso tanto de alumnos como del personal docente y auxiliar.

En otro orden, crea las «comisiones distritales de salud en las escuelas», que tienen la misión de instrumentar en cada distrito las medidas y recomendaciones para el sistema educativo. Estarán compuestas por inspectores, representantes de los consejos escolares y del sistema de salud de los municipios, entre otros.

Por otra parte, cada escuela contará con el «Protocolo de manejo frente a casos sospechosos de Enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) para instituciones del sector público, privado y de seguridad social» del 11 de marzo, que elaboró el Ministerio de Salud de la provincia, y el documento «Indicaciones para la limitación del coronavirus en los establecimientos educativos».

Para los casos de alumnos que no puedan concurrir a clases, adelanta que «se está poniendo en funcionamiento un programa de Continuidad Pedagógica para garantizar la continuidad de las trayectorias educativas de todos los y las estudiantes».

Asimismo, adelantó que «más de 200 médicos y profesionales del sistema educativo provincial realizarán talleres sobre prevención de dengue, sarampión y coronavirus con directivos, docentes, auxiliares y estudiantes a partir de la semana próxima».