Luego de un largo mes de altibajos en las negociaciones entre el gobierno de la provincia de Buenos Aires y los sindicatos del sector público, la gestión de Axel Kicillof logró cerrar un nuevo acuerdo, en este caso con la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), sector que representa a las y los trabajadores del Poder Judicial.

La oferta de un 9% para el primer trimestre más un bono retroactivo fue aceptada ayer por el gremio conducido por Pablo Abramovich, instancia que logró pautar un nuevo acuerdo con el sector sindical, luego de asentar las respectivas pautas salariales con el sector de la educación bonaerense y los estatales.

«Los trabajadores y las trabajadoras judiciales decidieron hoy mayoritariamente en asamblea aceptar la propuesta para el primer trimestre de 2020 efectuada por el Ejecutivo provincial en el día de ayer», expresaron desde el gremio a través de las redes durante la jornada de ayer.

La sumatoria de un bono retroactivo –que en este caso oscilará entre los 3.000 y los 5.000 pesos– era uno de los reclamos principales de la AJB, punto que generó el rechazo inicial de la primera propuesta de Provincia. Los retroactivos, según sostuvieron, están vinculados con la pérdida salarial generada durante 2018 y 2019, bajo gestión de María Eugenia Vidal.

«El gremio judicial reclamó la conformación de mesas de trabajo para abordar la crisis de infraestructura edilicia, y para garantizar el ingreso de personal y creación de dependencias judiciales que permita resolver el colapso que padece el Poder Judicial», señalaron días atrás desde el sindicato bonaerense, como parte de los reclamos que seguirán vigentes.

Entre los puntos incluidos en la negociación salarial también se ubican el abordaje de la ley de negociación colectiva para el Poder Judicial; la devolución de los descuentos por días de paro de 2018 y 2019; infraestructura, designación de personal, puesta en funcionamiento de dependencias creadas por ley.

Las delegaciones departamentales que votaron por la aceptación de la propuesta de Kicillof fueron: Bahía Blanca, Dolores, Junín, La Matanza, Lomas de Zamora, Mar del Plata, Mercedes, Moreno-General Rodríguez, Morón, Pergamino, Quilmes, San Isidro, San Martín, Trenque Lauquen y Zárate-Campana. En tanto, Azul, La Plata, Necochea y San Nicolás votaron por el rechazo.

Por otra parte, desde AJB consignaron que el próximo pase será planificar una acción judicial para lograr «el cese de las retenciones por el Impuesto a las ganancias sobre los haberes de jubilados y pensionados».